lunes, 12 de diciembre de 2011

ALVARADO: GANO A LO ALVARADO


No pudo ser mejor la despedida de Alvarado ante su gente en este 2011. El conjunto marplatense se quedó ayer con una victoria muy valiosa en un partido notable jugado en el José María Minella. Lo ganaba tres veces y tres veces se lo empató Grupo Universitario de Tandil. Pero a los 44 minutos del complemento, Junior Ischia le devolvió el alma al cuerpo al equipo y a los hinchas para desatar el festejo y asegurar un triunfo clave para mantener la diferencia con Once Tigres, el escolta en la zona 2 del Argentino B, tras disputarse la decimoquinta fecha, la primera de la tercera rueda.

Fue un partido vibrante desde el comienzo mismo, cargado de emociones y con dos equipos que buscaron la victoria hasta último momento. El trámite cambiante lo tuvo a maltraer a Alvarado, que comenzó a codearse con la victoria en el amanecer del partido pero que recién pudo asegurarla en los instantes finales.

El conjunto marplatense abrió el marcador a los 40 segundos de partido en una jugada tan rápida como fructífera. Cornejo cedió para Erviti, que mandó el centro desde la derecha hacia el área chica. Allí apareció Eric Dierckx, quien definió ante la pasividad de los defensores y sorpresivamente adelantó a su equipo.

Lo que pasó inmediatamente después, fue un adelanto para el resto del partido. Cada vez que Alvarado pudo desnivelar en el resultado, Grupo mostró actitud y juego para equipararlo. El local nunca logró sentirse cómodo ni con el resultado a su favor. No porque los de Murúa hicieran mal las cosas, sino porque los tandilenses plantearon inteligentemente el trámite y resolvieron bien ante la adversidad.

De hecho, después del tempranero gol de Dierckx, Grupo se acomodó enseguida. Sumó a Matías Méndez al mediocampo, defendió con tres y atacó con mucha gente. Y después de dominar por algunos minutos, encontró una tranquilizadora igualdad a los 8' con un gol de Cristian Pereyra. El marplatense usufructuó una gran pase de Cerfoglia entre los dos centrales y definió cruzado ante Chiappa.

Grupo continuó marcando diferencias en el partido, guiado por la criteriosa conducción de Cerfoglia y las subidas de Méndez y Sosa por las puntas. El enganche exigió a Chiappa con un remate y Méndez lo tuvo con un cabezazo que pasó muy cerca del travesaño.

Pero Alvarado, que no había llegado con peligro desde el tanto inicial, se puso nuevamente en ventaja con un oportuno golazo del defensor Facundo Gómez, que en un ataque del equipo quedó ubicado en función de enlace, Erviti le marcó el pase por derecha pero el ex Quilmes prefirió probar al arco desde 25 metros. La puso al lado del palo derecho del arquero, para generar a partir de ahí otra historia.

Es que los tandilenses, esta vez, sí tardaron en reponerse. Los 20 minutos restantes del primer tiempo fueron los más flojos de un partido que hasta allí había regalado varias emociones. Pero que sin dudas tenía muchas más para entregar.

En el comienzo del complemento, la reacción visitante fue inmediata. Esta vez, fue Alvarado el que sufrió un gol demasiado temprano. Y nuevamente, Cristian Pereyra el hombre que lo amargó. El delantero, con una media vuelta impecable, la clavó al lado del palo izquierdo del arquero y sorprendió a propios y extraños.

Pero como pasó en el primer tiempo, aunque ahora con los roles intercambiados, Alvarado creció mucho después de ese empate. El ingreso de Pautasso por Fittipaldi le dio más juego a un equipo que ayer sintió y mucho la intermitencia de un Cornejo desconocido. A los 6', Dierckx cabeceó en el área y Méndez la sacó al córner con la mano, pero el árbitro obvió el penal. Y en la siguiente, otra vez el ex Independiente ganó de arriba y el palo le negó el gol. En el rebote, cabeceó Christovao y el arquero voló espectacularmente para despejarla.

Alvarado avisó con aquellas situaciones, pero Grupo también tuvo las suyas, con un remate de Pereyra y otro de Cerfoglia. Sin embargo, las más claras siempre estuvieron del lado del local, que casi convierte a los 20 minutos con un cabezazo de Facundo Gómez que Cristian Pérez salvó en la línea.

Murúa puso a Juan Sosa por Erviti para encarar el último tramo con mucha gente en ofensiva. Y con la velocidad del "Lagarto" y la movilidad de Gallego, Alvarado

tuvo algunas situaciones interesantes. Pero quedó ciertamente desnivelado en el medio y Grupo casi lo aprovecha con un contraataque en el que Méndez se mandó por derecha, habilitó a Parra y el disparo del ex Kimberley pegó en el palo.

A esa altura, era un gran partido. Pero los últimos 10 minutos lo convirtieron en un partidazo. El ingreso de López Geada por Cornejo balanceó a Alvarado. Y el conjunto marplatense fue a buscar la victoria con mayor orden. Junior Ischia, que ya jugaba como volante, tocó para Esquivel. El paraguayo metió por primera vez en el partido un centro preciso para que Eric Dierckx cabeceara al arco con gran dirección. Golazo.

Pero como en todo el partido, Grupo jamás bajó los brazos y en tres minutos se lo empató otra vez, con un cabezazo de un solitario Méndez. Un baldazo de agua fría para el local.

Fue, sin dudas, un final notable, Tras esos minutos en los que pasó de la euforia a la desazón, Alvarado tuvo una chance más para soñar con el triunfo. Esquivel ejecutó un tiro libre con poca potencia y el arquero Padrone se complicó solo, no pudo retener y en el rebote llegó a puntearla Junior Ischia para desatar la locura.

A los 44', Alvarado se puso 4 a 3. Esta vez, Grupo ya no tuvo tiempo para repetir lo que hizo durante toda la tarde y los marplatenses se aferraron a los tres puntos en un partidazo que será recordado por mucho tiempo.

Fuente: Diario La Capital