domingo, 31 de mayo de 2015

Gano kimberley 
Síntesis
 
Kimberley (3): Pablo Morata; Santiago Palavecino, Esteban Erramuspe, Juan Cruz Galli y Joaquín Solaberrieta; Francisco Grande, Juan Manuel Rodríguez Rendón, Julián Servera y Juan Cebada; Damián De Hoyos y Lucas Vico. DT: Mariano Mignini.
 
Cambios: ST 21' Emanuel Córdoba por Grande, 30' Yago Piro por Palavecino y 41' Daniel Azurmendi por Rodríguez Rendón.
 
Sarmiento (Coronel Suárez) (0): Rafael Lauman; Martín Holzmann, Lucas Elorriaga, Cristian Hernández y Maximiliano Arce; Cristian Toledo, Santiago Fernández, Juan Manuel Moreno y Cendra; Gastón Scheffer y Carlos Navarro. DT: Javier Odriozola.
 
Cambios: ST 16’ Jesús José por Toledo y Darío Besler por Scheffer, y 26’ Gustavo Schilereff por Navarro.
 
Goles: PT 25’ De Hoyos (K) y 34’ Vico (K); ST 41’ De Hoyos (K)
Árbitro: Claudio Cabrelli, de Balcarce.
Estadio: José Alberto Valle.
 
Momento de tensión en el José Alberto Valle
 
A los 33' del complemento, cuando el partido ya estaba definido y no pasaba mucho, una jugada sobre el córner derecho del ataque de Kimberley, preocupó a todos.Córdoba fue a buscar una pelota divida con Cendra, terminaron chocando y los dos jugadores se fueron contra el paredón perimetral, llevándose la peor parte el volante visitante, que golpeó su cabeza y quedó inmóvil en el piso.
 
Las últimas situaciones vividas y el jugador que no reaccionaba, hicieron vivir minutos de ardua tensión, con la imagen de los futbolistas de ambos equipos abanicando con sus camisetas para darle aire y el pedido desesperado de una rápida atención. Por suerte, cuando los médicos de ambos clubes lo atendieron y lo iban a trasladar en la camilla, con cuello ortopédico a la ambulancia, Cendra abrió los ojos y estaba ubicado en tiempo y lugar. Los asistentes de Sarmiento le realizaron varias preguntas que contestó con seguridad y trajo tranquilidad, para después sí ser trasladado al Hospital Interzonal, donde le iban a hacer los estudios correspondientes y dejarlo en observación.
 
Lo cierto, es que algo hay que hacer. La intensidad y el vértigo de los jugadores les impide frenar la velocidad (minutos antes hubo una jugada similar en la que Arce empujó a De Hoyos contra el alambre lateral que también pudo tener otro resultado si el capitán de Kimberley se caía), por lo que se tendrá que tomar una decisión, eliminar los paredones del perímetro de las canchas o taparlos con colchonetas que atenúen los golpes para no tener que vivir otra situación como esta.