miércoles, 14 de octubre de 2009

GUSTAVO GATTI

UN GRANDE QUE SE LA BANCA !!!

Gatti no lo puede creer. Así se retiró de la cancha, casi con lágrimas en los ojos. Porque siente esta camiseta. Un grande !!!

A comienzos de julio del año 2007 llegaba para afrontar el Torneo Argentino B 2007/08 un arquero no muy bien visto por la gente de Alvarado y muchas veces abucheado cuando debió enfrentarse a ella allá por el 2005 con aquel Banfield de Marcelo Philipp (luego de Mario Gambini) donde militaban viejos conocidos como Homero Díaz, Jorge Valverde, Mario Sena, Carlos Serial y Leo Serfaty por nombrar algunos…No fue bien tomada por la gente la decisión de incorporar al arquero al plantel de Alvarado… su paso por la entidad portuense y por el aurinegro tandilense también sumaban peso a la balanza para inclinarla aún más hacia la negatividad de que vistiese la “azul y blanca”…Pero aquel 9 de septiembre de 2007 en el debut ante Sporting de Punta Alta se iba a comenzar a escribir una nueva historia… el arquero debió pagar “derecho de piso” con algunos insultos y silbidos… pero poco a poco acalló aquellas demostraciones de descontento… y aquel mismo día cuando se arrojó con furia sobre su palo derecho para tapar una pelota increíble se empezaron a escuchar algunos tímidos aplausos… 

Luego vendrían los partidos en Lobos y en Tres Algarrobos donde fue la figura en ambos y se fue ganando lentamente el respeto del hincha de Alvarado…Conocida es la historia de aquel inolvidable Torneo Argentino B que nos depositó en el Torneo Argentino A… “El Pelado” se fue para darle paso al “Loco” y una larga lista de jugadores se fueron, mientras que otros regresaron… pero el arquero seguía ahí… al pie del cañón… defendiendo la gloriosa “azul y blanca” y ganándose una parte del corazón del hincha de Alvarado y se lograba el sueño anhelado por todos y cada uno de los hinchas de Alvarado… el ascenso al Argentino A… un torneo que también lo encontró a él defendiendo el arco… aunque no era la idea pues se había traído un arquero “figura” para suplantarlo… no recuerdo el nombre… poca trascendencia tuvo porque finalmente la pulseada por la titularidad la ganó él…con esfuerzo y trabajo. 

Porque se bancó salir y siguió entrenando a full !!!Se sucedieron los malos resultados y como huracanes se llevaron a técnicos y  jugadores… pero él siguió al pie del cañón… firme y con tesón… esperando aquel milagro que nunca llegó como un hincha más… pero que estuvo a punto de concretarse en el último segundo de aquel nefasto partido cuando fue al área rival a buscar el cabezazo y aquel gol de la salvación que su frentazo no pudo encontrar… y terminó el partido… y las lágrimas rodaron por su rostro cual hincha de Alvarado… reprochándose lo que debía reprochar en otros y responsabilizándose de las fallas de sus compañeros… sintiendo la culpa del descenso en sí mismo y siendo en realidad el que menos culpa de todo aquello tenía…

Y las penas de aquel descenso anunciado se fueron disipando lentamente y se comenzó a pensar en lo que se venía… un nuevo Torneo Argentino B se iniciaba… y el arquero elegido una vez más fue él… porque fue uno de los pocos que quiso quedarse a pelearla, a ponerle el pecho a las balas, a bancarse el descenso para tratar de llevar a Alva al lugar que merece y porque sintió dentro de su corazón como un hincha más esa sed de revancha que nos impulsa a todos a seguir en esta locura que tenemos llamada Alvarado…

El pasado fin de semana tuvo una mala tarde… como la podés tener vos en tu trabajo, como la puedo tener yo en el mío… como todo ser humano la tiene… y muchos lo crucificaron rápidamente… tal vez por falta de memoria… tal vez por no “enfriarse” antes de hablar… o quizás tal vez porque a alguien que con el paso del tiempo se ha convertido en el jugador más representativo hoy por hoy de nuestra institución se le pide más de sí y un error pasa a ser mucho más importante si viene de él… no lo sé… no estoy en el pensamiento de cada uno de los hinchas de Alvarado… pero lo que sí sé es que errar es humano… yo tengo mis errores como vos que estás leyendo esto también los tenés… y por un sólo error sobre muchos aciertos... puesto en la balanza… que tiene más peso???... creo que tu respuesta es la misma que la mía…

Héctor Gustavo Gatti demostró día tras día ser un profesional con todas las letras dando todo de sí en cada partido donde le tocó vestir nuestra gloriosa camiseta “azul y blanca”… demostrando además dentro y fuera de la cancha el respeto incondicional que siente por nuestra institución y su gente… se quedó a jugarse el todo por el todo para llevar a nuestro Alvarado otra vez al Argentino “A”… cometió un error es verdad y él no se justificó ni trató de minimizarlo… se responsabilizó de lo sucedido… aunque tal vez la culpa no fue totalmente de él sino de muchas fallas defensivas que se están vislumbrando en estas fechas que hemos jugado… los errores son inevitables y lo que importa es como respondemos ante ellos… y Gustavo respondió aceptándolo y queriendo trabajar en enmendarlo… el único error imperdonable sería si de parte nuestra no lo perdonamos… por eso no entendemos como un hincha de la platea lo insultó cuando se retiró de la cancha casi con lágrimas en los ojos, realmente no lo entendemos. Arriba loco !!!

 

Por Romina Roosé, Diego Berrutti y Héctor Pelú