miércoles, 14 de octubre de 2009

LIGA NACIONAL - 2ª FECHA

LA PELICULA DE SIEMPRE, PEÑAROL GANO EL CLASICO !!!




Peñarol ganó su tercer clásico del año y mantiene su invicto ante Quilmes. Esta vez fue 84 a 77, con la figura del pibe Facundo Campazzo, que marcó 12 puntos y se robó todas las miradas. Los goleadores fueron los extranjeros Assie y Woodward con 18 cada uno. Buen marco de público en el Polideportivo.

Síntesis:

Quilmes (77): Martín Muller 5, Carl Edwards 15, Juan Cangelosi 17, Brice Assie 18, Nicolás Romano 12 (FI) Leonardo Peralta 4, Facundo Piñero 0, Dragan Capitanich 0, Esteban López 4 y Calvin Williams 2; DT: Esteban De La Fuente.

Peñarol (84): Sebastián Rodríguez 14, Brian Wooward 18 (X), Marcos Mata 8 (X), Leonardo Gutiérrez 8, Martín Leiva 9 (FI) Alejandro Diez 6, Sebastián Vega 6, Raimundo Legaria 3, Alejandro Reinick 0 y Facundo Campazzo 12; DT: Sergio Hernández.

Parciales: 15-22, 33-40, 53-62, 77-84.
Árbitros: Alejandro Chitti-Diego Rougier.
Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.

Se cayó el sistema un martes 13

A poco del inicio del partido, se cayó el sistema de “Via-Ticket”, que tenía a su cargo la venta de entradas. Por esa razón, más de 300 hinchas del “Milrayitas” que querían comprar su entrada, tuvieron que ingresar con el partido ya empezado.

El sueño del estadio propio

Se publica el sitio partidario “Soy Cervecero” en horas del mediodía la dirigencia del Club Atlético Quilmes firmó un convenio con la municipalidad de Gral. Pueyrredón para la construcción del estadio propio a edificarse en la villa deportiva del club. El dirigente Daniel Bonano sostuvo que también hubo contactos con el gobierno nacional para la obtención de recursos para tal construcción. El nuevo estadio tendría capacidad para 4.500 personas con palcos rentados además de un estacionamiento techado para 1.200 vehículos. Sobre los tiempos de demora, el dirigente sostuvo que estaría “lo más rápido posible”.

Los mismos de siempre

Después de finalizado el partido, algunos “simpatizantes” de ambos equipos se cruzaron cerca de estadio y se vieron algunas corridas y piedrazos. Los del “Milrayitas” destrozaron algunos canteros de casas aledañas, en busca de elementos contundentes. Una historia que no tiene final.

Nota: www.deportemarplatense.com

Fotos: Diego Berrutti