miércoles, 21 de septiembre de 2011

ARGENTINO B : GANO ALVARADO

Alvarado, ¡con qué poquito!

El “Torito” venció a Independiente y se subió a la punta. Juan Sosa abrió la cuenta rápido y después el equipo no pudo manejar nunca la pelota y sólo aguantó en defensa hasta el final


Alvarado ganó pero estuvo lejos de convencer. Con poco, el “Torito” derrotó 1 a 0 de visitante a Independiente de Tandil y es uno de los líderes de su zona en el Argentino B.
Un gol tempranero de Juan Sosa, que nació tras un error defensivo rival, le dio la ventaja a Alvarado que luego no hizo mucho más que defenderse. Independiente (un equipo juvenil, amateur que aspira a mantener la categoría) dominó el resto del partido pero le faltó peso ofensivo para llegar a un empate que mereció desde el juego.
Alvarado abrió el partido rápido. La primera vez que cruzó la mitad de la cancha logró la ventaja. Fue a los 6’ cuando en una pelota que no parecía traer mayores inconvenientes, Ekeroth la quiso parar pero se enredó. Juan Sosa le robó el balón, y definió con un toque suave de zurda que se metió junto al palo izquierdo del arquero.
La ventaja le dio tranquilidad a los marplatenses pero no se reflejó en el juego. Con poca asociación, Alvarado no pudo adueñarse del trámite del partido y el local empezó a crecer. Tal es así que por un buen rato, Independiente manejó la pelota y dominó, pero le faltó astucia ofensiva para incomodar al “Torito” que a esta altura, apostaba a salir rápido y a la potencia de sus delanteros. Sólo eso.
En ese contexto, Cornejo probó de lejos con un zurdazo que sacó el arquero y Ezequiel Petti estuvo cerca del segundo cuando recibió un pase largo y alto de Christovao en el área y, apareado con un defensor, no alcanzó a definir bien.
Más allá de esas aproximaciones, Independiente sostuvo la tenencia de la pelota y con poco, le generó algunos dolores de cabeza a Alvarado.
A los 35’ Chiappa estuvo atento y “atoró” bien a Maxi Villar cuando se venía por izquierda tras ganarle la espalda a Esquivel.
En los últimos minutos del primer tiempo, el partido se jugó en campo de Alvarado y el local merodeó siempre el área visitante. Y sobre el cierre tuvo el empate muy cerca con un remate de Villar que tapó bien Chiappa y en el rebote casi la mete Parolari.
El dominio de los tandilenses se profundizó en la segunda etapa. Alvarado, muy atrás en la cancha, mostró muy poco. No se le cayó una idea para manejar la pelota y mientras el local la tenía, sólo apostó a algún contragolpe de sus delanteros que, nuevamente, estuvieron muy desconectados del resto del equipo.
Con ese argumento, pudo aumentar la diferencia en el inicio cuando Juan Sosa habilitó a Petti que tardó en resolver y el ataque se diluyó.
Fue la única aproximación de los marplatenses en el complemento.
La impericia del local en los últimos metros, le ayudó a Alvarado sostener el triunfo. Independiente manejó la pelota con prolijidad pero no tuvo explosión en los metros finales. Con eso, tuvo el control total de la pelota y del partido, pero no lastimó.
El equipo de Luis Murúa, agrupado atrás, aguantó con la solidez de Ignacio Chiappa y con el buen trabajo de Facundo Gómez en la zaga.
En el único error del arquero de Alvarado en toda la tarde, el local casi lo empata. El ex Aldosivi salió lejos a descolgar un centro pero se le escapó la pelota y le quedó a Parolari que intentó definir por arriba y la pelota salió muy cerca.
No tuvo más ideas el equipo tandilense para buscar el empate y Alvarado aguantó hasta el final y sumó un nuevo triunfo que lo deja en la punta. Para sostenerla deberá mostrar mucho más. Lo hecho hasta ahora, difícilmente le alcance

Fuente: Diario El Atlantico