jueves, 31 de mayo de 2012

ALVARADO: VENTAJA CON SABOR A POCO

Alvarado se adelantó en la serie semifinal del Argentino B frente a Deportivo Madryn al vencerlo por 1 a 0 con gol de Villalba en el juego de ida de local, aunque mereció un poco más tras la apertura del score. Imágenes
Merecido. Alvarado hizo un buen partido anoche, a pesar de sufrir algunos sobresaltos en el primer tiempo. En el complemento se repuso y marcó la apertura del marcador. Fue 1 a 0 sobre Deportivo Madryn, en el cotejo correspondiente a la ida de las semifinales del Argentino B.
Por lo hecho tras el gol, mereció una ventaja mayor el equipo marplatense. Pero no lo logró y quedó sabor a poco. Más aún teniendo en cuenta que Alvarado no ofrece garantías en condición de visitante (10 partidos sin ganar, con 9 derrotas y un empate) y que el rival de anoche hace 19 juegos que no pierde de local.
De todas maneras, el “Torito” se supo superior al rival y buscará dar un nuevo paso hacia el ascenso al Argentino A.
Alvarado con Juan Sosa, Cornejo y Galeano tuvo merodeadores del área, donde precisamente no tuvo peso por la única presencia de Dierckx. Además, las dos líneas de cuatro hombres que propuso Deportivo Madryn le achicaron mucho los espacios y le costó aproximar peligro. Eso generó algunas imprecisiones, bien aprovechadas por la gran movilidad expuesta por parte de los volantes de la visita, que acompañados por la velocidad de Asprilla y Prezioso, fueron peligrosos en los contraataques. De hecho, las opciones más claras de riesgo fueron para los de Puerto Madryn. A los 6´ Esquivel salvó providencialmente ante un disparo de Escudero, que recibió sólo por izquierda tras un buen desborde y posterior centro de Asprilla.
Alvarado manejó la pelota, tuvo el dominio de las acciones, aunque careció de movilidad ofensiva y con ello de variantes para poder profundizar los ataques.
Los volantes externos y los delanteros de Madryn siempre se las rebuscaron, aunque esporádicamente, fueron un problema para la defensa local. Prezioso cabeceó un centro de Bordaberry a espaldas de Flamenco, pero débil. Y en una acción similar, otra vez Prezioso aprovechó una desatención en el área entre Villalba y Christovao, quien pudo resarcirse y tapó el remate del ex Independiente de Tandil.
Recién sobre la media hora, el local ganó por las bandas. Fue Galeano por izquierda, tiró el centro a media altura, aunque Dierckx no pudo conectar en palomita sobre el área menor.
El juego y el dominio de Alvarado decayeron notablemente. Se repartieron la tenencia y también los errores. No obstante, Deportivo Madryn volvió a ganar en profundidad. Y a los 38´ Asprilla ganó la banda derecha y al ingresar al área fue derribado por Villalba, pero el árbitro entendió que el defensor tocó primero la pelota y sancionó tiro de esquina, tras el cual Bordaberry sacó a pasear a Esquivel por derecha y tocó atrás para la llegada de Escudero que pateó bajo, pero Christovao se interpuso nuevamente cuando la pelota iba directo al arco.
En la última acción de la primera parte, Luque salió cortar mal y lejos un envío desde la derecha, Sosa tocó al medio para el disparo de Cornejo que rebotó en un defensor.

Impreciso y sin claridad, Alvarado arrinconó a Deportivo Madryn. Fue y fue, con más empuje que otra cosa. Se expuso un tanto y la velocidad de los delanteros de Madryn fueron un peligro potencial. Así, jugando en campo rival, gracias a las combinaciones entre Galeano y Cornejo comenzó a ser profundo el local. De hecho, los enganches se juntaron por derecha y tras el centro del ex Banfield, Dierckx cabeceó apenas alto. Previo a eso, Galeano había desbordado por izquierda y puesto un buen centro para la llegada por el sector opuesto de Erviti, quien falló en la definición.
Y de tanto empujar, Alvarado encontró el desnivel. La pelota parada fue el arma. Cornejo ejecutó preciso al corazón del área desde la derecha y Villalba la peinó de cabeza y desató la locura de los hinchas.
El equipo dirigido por Gustavo Noto creció anímica y futbolísticamente. Deportivo Madryn perdió la línea y se dedicó a defender los embates del local. Dierckx y Villalba lograron convertir, pero el árbitro no los convalidó por supuestas infracciones previas. También Esquivel tuvo su chance con un buen tiro libre que despejó el arquero Luque de forma excepcional.
Alvarado claramente fue más en el complemento y mereció un gol más, pero la visita se cerró bien en el fondo y no hubo tiempo para ampliar la ventaja, que es mínima, pero sirve y mucho.
Gentileza