viernes, 11 de octubre de 2013


Mostaza Merlo fue oficializado como nuevo técnico de Racing y, feliz, avisó que ve "un buen plantel". Además, dijo que no intentará convencer a Nacho González de quedarse: "El tiene su personalidad y hay que respetarlo".

Aquella estatua ubicada en el Recinto de Honor del Cilindro ya no será la única imagen de Reinaldo Merlo que se verá en Racing. El entrenador  selló su vínculo con La Academia y arrancó su tercer ciclo en el club al que sacó campeón en el 2001. Mostaza, aquel que supo blandir los tan estimados cuernitos en Avellaneda (y vaya si se los necesita ahora), buscará rescatar al equipo del profundo pozo en el que se encuentra, y para eso ya avisó: "Habrá que trabajar en lo anímico".

Acompañado por el presidente Blanco, el entrenador pronunció las primeras palabras de su nueva era, y se mostró con muchas ganas de revertir la situación. "La verdad que veo un buen plantel. Vamos a pensar en positivo y pensar que va a salir todo bien", soltó. Y agregó: "A Racing lo sacamos entre todos. No tengo ninguna duda de que vamos a salir adelante".  Además, se refirió a la negación de Nacho González, actual interino, de sumarse a su cuerpo técnico y dijo que no intentará convencerlo para que se quede: "Me parece muy bien lo de Nacho. Uno cuando arranca la carrera de DT, siempre quiere dirigir y su decisión me parece bárbara".

Por último, remarcó que está "muy contento" de que lo hayan llamado: "Racing me dio la gloria como entrenador. Que me venga a buscar, para mí es un honor y ojalá les pueda devolver la confianza que me tienen". Y aunque admitió que todavía no tuvo contacto con los jugadores, rescató: "No hay que olvidarse que estos fueron los mismos que hicieron una gran campaña. Racing tiene grandes futbolistas".