jueves, 17 de febrero de 2011

BOXEO MUNDIAL : LUIS LAZARTE

“Deberé estar más frío”
El marplatense, campeón mundial defensor minimosca por la FIB, ya se mentalizó de lleno en la pelea revancha ante el mexicano Ulises Solís, una vez confirmada Mar del Plata como sede de la contienda
Luis Lazarte ya tiene la certeza que tanto esperaba. En Mar del Plata le dará la revancha al mexicano Ulises Solís, por el título mundial minimosca de la FIB. Como el promotor del boxeador marplatense, Oscar Rivero, ganó la licitación ante la otra propuesta que era Guadalajara (ciudad natal de Solis), Lazarte tendrá su tercera defensa nuevamente en el Once Unidos.
Para el “Mosquito” saber que peleará de local, como anhelaba, será fundamental para retener la corona. “Estamos muy contentos y ahora sólo pensamos en hacer una gran pelea. Ya hicimos un buen trabajo desde lo psicológico y todo los que nos queda hacia delante es para mejor.”, comentó ayer en el programa radial Juego Limpio, por FM91.3 La Red.
De hecho, Luis planificó esta contienda apenas culminó en diciembre la discutida defensa, cuando por fallo dividido empató por puntos con Solis: “Desde días después de la última pelea que vengo entrenando, así que me encuentro bien.”
El pasado lunes se oficializó a Mar del Plata como sede de la pelea y ahora resta confirmar la fecha. Existe la posibilidad que sea el 29 de mayo, justo a un año del título conseguido por Lazarte. “Sería muy bueno. Todavía no tenemos la fecha exacta, pero calculo que para ese o los primemos días de abril se realizará.”, añadió.
En tanto, como estrategia de pelea, para no volver a sufrir sofocones frente al mexicano comentó: “Lo principal será no ponerme nervioso, porque Solis vendrá con un planteo similar al de la última vez. Tres manos no va a tener. Pero deberé estar más frio. Porque yo mismo lo agrandé en aquella oportunidad. Tengo gimnasio y experiencia. Respeto a Solis como boxeador, pero si estoy con la cabeza fría, no encontraré inconvenientes.”
Por último, Luis se mostró reticente ante la analogía con el actual gran campeón ecuménico argentino, Omar Narvaez, al mencionar: “La suerte que tiene él es que no se levanta todos los días a las cuatro de mañana para ir a trabajar. Yo, por más que soy campeón del mundo, continúo con mi rutina laboral.”
Fuente: Diario El Atlantico