lunes, 12 de marzo de 2012

Moyano seguirá vinculado a Alvarado, pero sólo apoyando al fútbol

La campana que faltaba en el conflicto político que lleva desde hace tiempo Alvarado, se acentuó semanas pasadas, cuando se pospuso el inicio del ciclo lectivo en el jardín de infantes del club por una deuda con el personal
Facundo Moyano es el principal sostén económico del club. Porque, prácticamente 3/4 del presupuesto institucional se basa en el acercamiento de sponsors que realiza el sindicalista y diputado nacional. Varias veces, ante diferentes conflictos, mostró su fastidio y amagó con irse. Días atrás pasó algo similar y Moyano explicó el motivo: “Cuando las maestras quisieron hacer una huelga por no cobrar los meses de enero y febrero. Yo me había comprometido, al enterarme que no los cobraban, de regularizar esa situación. Pero todos piensan que uno tiene plata. Se imaginan que uno es Macri, millonario. Con un oportunismo bastante feo hicieron el paro para cobrar lo que nunca cobraron y así se salvaban todos. Docentes que están registrados desde diciembre de 2011, a través de una iniciativa mía con el diputado nacional Mario Oporto. Así, el jardín de Alvarado quedó inscripto en la Dipregep y, ellos, en blanco. Fue la gota que rebasó el vaso. Es muy ingrato porque los dirigentes que están ahí no asumieron la responsabilidad. Esperan siempre que la solución les venga de arriba”.
En diciembre del año pasado Moyano se expresó por primera vez y mostró su disconformismo luego de los incidentes que deparó la renuncia del entonces presidente Juan Zelaya. Ahora, tomó nuevamente la misma postura: “Los dirigentes que se habían comprometido a acompañarme, que hoy forman parte de la comisión directiva, inclusive el presidente en función (Alejandro) Trubiano, no asumen la responsabilidad que deben. Por eso mi alejamiento”. No obstante, aclaró: “No se trata de un alejamiento con lo que ya me comprometí. Las empresas que ya vienen poniendo dinero para hacerle frente al fútbol desde el comienzo de este torneo, lo seguirán haciendo. Hasta julio, por lo menos, tienen el compromiso asumido. Después, que yo me haga de todos los gastos, inclusive el transporte para los partidos de visitante, no lo puedo hacer porque no necesito esa responsabilidad política. Más cuando me trae tantas ingratitudes […] Porque no me sirve desde lo personal, en el proyecto político ni en mi carrera. Respetaré los compromisos asumidos con el cuerpo técnico y los jugadores”.
En diálogo este domingo al mediodía con el programa radial “Jugá en Primera” (AM670), Moyano mencionó que luego de la salida de Juan Zelaya había acordado con la comisión directiva la posibilidad de presentarse él como presidente ante un nuevo llamado a elecciones. Pero el último conflicto que el sindicalista debió asumir pese a considerarlo ajeno, fue el detonante para no incurrir hacia dicho proyecto institucional a futuro. De todas formas, más en el mundo Alvarado, no está dicha la última palabra.

Fuente. El Atlantico