lunes, 20 de agosto de 2012

INDEPENDIENTE


Cristian Díaz rompió el silencio tras el clásico y contó que lo amenazaron. "No denuncié nada, sólo lo borré", soltó. Y avisó: "Sé que no tengo la espalda de otros entrenadores, pero no me pesa la sombra del Tolo Gallego".

Independiente camina por el abismo, atraviesa un momento muy complicado. Por eso, tras la derrota del clásico, hubo silencio desde el cuerpo técnico. Sin embargo, Cristian Díaz se decidió a hablar y contó que lo amenazaron por teléfono.
"Recibí un mensaje intimidatorio. Eso no está bueno. Igualmente, no denuncié nada. Sólo me limité a borrar lo que escuché, por lo que no le doy mayor trascendencia", contó el entrenador del Rojo en diálogo con Fox Sports Radio Del Plata.
Pero eso no fue todo: "Soy el responsable de la derrota con Racing. Soy el primero que sufre, el primero que la pasa mal. Pero no voy a hacer que a Cantero le quemen el club. Si soy un problema, Independiente no tiene que echarme, me voy. No estoy por el dinero, sino por la gloria".
Díaz sabe que tiene enfrente dos partidos clave para su permanencia. Cantero avisó que "dirige con Boca y Arsenal". Pero aclaró que tiene con qué salir adelante: "Soy un técnico joven, no tengo la espalda de otros entrenadores. No me pesa la sombra del Tolo Gallego".