sábado, 29 de octubre de 2011

CARLOS TEVEZ, TIENE RAZON

Finalmente, el City dio el brazo a torcer, y Carlos Tevez será multado por una sola semana, por no querer entrar en calor cuando Mancini se lo pidió. De paso, Alex Ferguson y Arsene Wenger, técnicos de gran peso en la Premier League, salieron a opinar sobre esta situación.

Tras tantas idas y vueltas, el Manchester City dio el brazo a torcer, e inmediatemente, la Asociación de Futbolistas de Profesionales de Inglaterra (PFA) salió a decir que no existen pruebas que lo incriminen a Carlos Tevez de no querer jugar para el club. La única prueba en contra del jugador para condenarlo a pagar la mitad de la deuda tiene que ver con que no quiso entrar en calor en el partido disputado en Alemania ante Bayern Munich por la Champions League, incumpliendo cinco puntos del contrato. Por lo tanto, la multa será de £198,000, correspondiente a una semana de suspensión.

A pesar de todo, dos de los entrenadores ingleses más respetados, no se quedaron callados. Ferguson declaró: “En mi opinión, es un poco extraño pero las medidas ya fueron tomadas”, en relación a la disminución de la deuda que le otorgaron a Carlitos, luego de que la PFA lo saliera a defender. Y agregó: “Parece un poco loca esta situación tan particular, pero no hay nada que hacer al respecto”.

Otro de los que salió a pegarle a Tevez fue Arsene Wenger, quien comentó que "hay que dejarle al Manchester City la responsabilidad para resolverlo”, y a continuación, haciendo referencia al poderío del club ciudadano: “Creo que tienen la plata suficiente para pagar abogados si quieren salir airosos de esta situación”, disparó.

Los alegatos de la PFA fueron que “Carlos Tevez nunca se negó a jugar para su club” y que en todo caso, “no habría otra sanción mayor que la de dos semanas". Lo mismo que opinaron la FA y la Premier League. De paso, uno de los miembros de la PFA salió a prestar declaraciones: “No es un conflicto de intereses de ninguna manera. Se está actuando fuera de la ley, de lo que dice la misma, y de lo que el código de prácticas manda”, recalcó.

Todos contra Carlitos. Menos la ley.