domingo, 4 de agosto de 2013


LANUS 3 - BELGRANO 0

La mejor presentación

    Lanús festejó con goleada ante Belgrano.

    Lanús goleó a Belgrano con un doblete de Santiago Silva, el segundo un golazo, mientras que Izquierdoz, de palomita, metió el tercero. Así, el Granate se floreó ante un rival que no mostró nada de lo hecho en el torneo pasado.

    ¿Cómo no festejar? ¿Que es la primera fecha?, es cierto, pero, golear jugando bien, mostrando que la ideología de jugar dominando al rival, y con destellos de buen fútbol, encima con dos goles del delantero que en algún momento brilló en el rival de la zona, sumado a un gol de palomita, fueron motivos más que valederos para que los hinchas de Lanús se hayan ido a sus casas con las manos rojas de tanto aplaudir, luego de la goleada por 3 a 0 ante el difícil Belgrano, que esta vez no mostró nada de lo que se le conoce.
    Antes, para llegar a florearse como terminó haciéndolo el equipo del mellizo Guillermo, el Granate tuvo que trabajar para imponer el ritmo del juego. Hubo unos primeros minutos intensos para la defensa local. Un rato después, los locales se acomodaron en la cancha y lograron imponer su presión serenándose a su vez en el traslado de la pelota. Los de los Barros Schelotto ensancharon el juego por la izquierda y, así mejoró el Grana. El partido se hizo parejo, aunque faltaron situaciones claras para definir. Belgrano se cerró bien, complicando el juego colectivo de Lanús.
    Jugaron un primer tiempo parejo, hubo pocas faltas e interrupciones, mientras que el local tuvo más la pelota y el dominio. Así, la primera mitad fue de dominadores cambiantes, pero desde la media hora en adelante fueron los del Sur los que se propusieron desnivelar. Con desbordes por ambos costados, el Granate se mostró más incisivo, y se puso arriba en el resultado gracias al oportunismo del Pelado Silva, que aprovechó una pelota que Olave no pudo controlar, tras un centro desde la izquierda de Romero, que le dejó redonda al uruguayo que sólo la tuvo que empujar al fondo del arco. Ese gol destrabó el pleito.  
    En el complemento, hubo un solo equipo en la cancha ya que Lanús arrinconó a Belgrano contra su arco. Silva convirtió un golazo, con un toque sutil imposible de sacar para Olave. El Pirata no supo si salir a buscar el descuento o evitar que le conviertan más, entonces mientras se decidía, Carlos Izquierdoz, de palomita puso cifras definitivas, que marcaron la diferencia que hubo entre un equipo ambicioso, y otro que dio muchas ventajas. Así, el partido quedó definido bastante antes del final, con los locales tocando la pelota para el regocijo de su gente que se divirtió al grito de ooleee.
    Fuente: Ole