miércoles, 30 de enero de 2013

TIGRE COPERO


COPA LIBERTADORES

Copate Matador

Botta y Santander celebran el 1-0 ante el Anzoátegui. (AP)

En una gran actuación colectiva, Tigre se llevó un gran triunfo ante Anzoátegui en Venezuela por 3-0. Botta, Santander y Maggiolo anotaron los goles del equipo de Victoria, que integrará el grupo 2 en la próxima instancia.
Parecía que la ventaja de 2-1 en la ida podía ser insuficiente para jugar en Venezuela. Muchos dudaban de su suerte. De si era capaz de poder superar esta prueba, Sin embargo, Tigre disipó las dudas y se hizo fuerte fuera de casa. En una gran actuación colectiva, se llevó un valioso triunfo ante Anzoátegui por 3-0 para meterse en la fase de grupos de la Libertadores. Integrará el grupo 2 (formado por Sporting Cristal, Palmeiras y Libertad) en esa instancia.
Lejos de especular con el resultado, el Matador salió con todo en terreno visitante. Tuvo unos primeros quince minutos de furia. Un segmento en el que apostó a la faceta ofensiva, intentando llevarse por delante a su rival. Botta fue la principal arma, el hombre más desequilibrante. Y, mediante sus pies, llegó el gol. En una escapada por la derecha, el pibe encaró hasta el área chica y le pegó. El arquero local no tuvo respuestas y, así, los de Gorositto se pusieron en ventaja. Con el dedo en la llaga, Anzoátegui salió del letargo y se amigó levemente con la pelota. Le quitó un poco el protagonismo a Tigre, emparejando las acciones Aunque estuvo lejos de meterle peligro. El elenco argentino defendió correctamente, mostró solidez en sus líneas. Tuvo un leve sofocón en los últimos cinco minutos, aunque aguantó.
Ya en el segundo tiempo, el panorama no varió mucho. Con orden y calma, Tigre fue sacando chapa. Fue mostrando pergaminos para acceder a la siguiente instancia. A Anzoátegui, con pocas ideas, se le fue haciendo cuesta arriba cada vez más. No encontró respuestas en sus jugadores. Y los de Victoria, inteligentes para manejar el resultado, volvieron a controlar la pelota con el correr de los minutos. El respiro llegó de la mano del paraguayo Santander, que se escapó por la izquierda y definió cruzado para sentenciar el choque. Para decretar el acceso de Tigre a la próxima instancia.
Solamente paras las estadísticas, con un adversario jugado, que encima terminó con diez por roja a Hernández, Maggiolo estampó el definitivo resultado. La historia estaba juzgada. De esta forma, Tigre se mete en la próxima instancia del máximo certamen continental. Se copa nomás…