lunes, 26 de abril de 2010

. .Racing volvio a ganar


Miguel Angel Russo le contó a Olé sus sensaciones tras la levantada del equipo. "Cuando la botella empieza a llenarse, las buenas vienen todas juntas", graficó el técnico.
Lo tiene todo en la cabeza. Como si se tratara de un disco rígido infalible, Miguel Angel Russo habla y saca cuentas, y cuando habla y saca cuentas, justamente recita de memoria el fixture que le queda a cada uno de los equipos que luchan por zafar de la Promoción. Y ahora, Miguelito habla más de lo que saca cuentas, porque los tres triunfos encadenados le permitieron a su equipo sacar una buena ventaja en la carrera hacia el alivio. "Y pensar que el domingo pasado estábamos en zona de Promoción... Por eso esto hay que valorarlo", le dice a Olé, más tranquilo, pero no del todo, "porque esto no terminó, esto sigue, y no hay que aflojar".
"Estoy contento", explica el técnico tras el 2-0 frente a Banfield que puso seis puntos de diferencia entre su equipo y Gimnasia LP y Central, los más comprometidos a tres fechas del final. De hecho, Miguelito hasta comenta, en medio de esta ola de buena onda, que "estuve viendo a (Lucas) Licht en Reserva, jugó 80 minutos y anduvo bien, en cualquier momento podremos volver a contar con él... ¿Sabés qué pasa? Cuando la botella se empieza a llenar, las buenas vienen todas juntas. En el vestuario hasta bromeé con Mercado y Cahais, quienes no pudieron jugar contra Banfield, y les dije que tengan cuidado, porque por ahí no los necesitamos más, ja...". Y sonríe Russo, con esa sonrisa tan suya, con todos los dientes, como hoy sonríe Racing.
Ni siquiera el tema de su vinculación al futuro inmediato de Boca lo altera. Porque las balas no le entran. "En lo único en lo que estoy pensando ahora es en Racing".
FUENTE DÌARIO OLE