domingo, 15 de mayo de 2011

BOCA 2 - RIVER 0

SE QUEDO CON EL CLÁSICO Y LO COMPLICO PARA LA PROMOCION

Y ganó Boca nomás, en un final hot. Carrizo regaló el 1-0 y el Loco puso el 2-0. Martín fue ovacionado cuando salió antes del final y se abrazó con Riquelme, en su último superclásico. River zafó de quedar en la Promo pero este resultado igual lo dejó complicado... ¿A vos qué te pareció? Opiná.

¿Cómo explicar que River estaba mejor parado? ¿Cómo entender que Lamela le había ganado las espaldas a todo Boca? ¿Cómo entender que el equipo de Jota Jota no se conformaba con el empate en la Bombonera y estaba mucho más cerca del triunfo? ¿Qué decir de los agarrones a Pavone y cía. en el área? Un offside dudoso, incluso, le pudo haber permitido un mano a mano de Lamela. Boca apenas intentaba hacer pie con la velocidad de Mouche como principal arma. Y fue de un córner provocado por Pablo que se rompería el partido.

En realidad, se rompió River. El error de Carrizo con un gol en contra que quedará en la historia hizo pedazos a uno y le dio vida al otro. Porque nadie terminó de recuperarse. La defensa, desde los 22' sin Maidana, no entendía cómo su jugador más sólido había respondido de ese modo. El gran mérito de Boca fue meterse de lleno en esa confusión. No sabían bien cómo porque Riquelme no estaba al ciento por ciento, pero tenían claro que era el momento de nocaut. Los mil rebotes en el área quedaron para este animal del gol que maneja la cabeza mejor que los pies. La delicadeza en la definciónd e Palermo sumada a la floja respuesta de Carrizo, dejaron la historia sellada.

Es cierto, River tuvo su señales de recuperación. Pelotas en la línea, salvadas providenciales, tiros libres peligrosos... Pero la historia parecía calcada. Porque Boca no hacía mucho y sin embargo parecía más cerca del tercero que su rival del descuento.

La emoción de Palermo y el papelón de Almeyda. El desahogo de uno y el fantasma del promedio para el otro.