sábado, 11 de enero de 2014


Comenzo un nuevo ciclo de la mano de Archi Ayala

C
Comenzo un nuevo ciclo de la mano de Archi Ayala
Acompañado por el máximo responsable de las inferiores del “torito”, Claudio Pianciola, el flamante coordinador de las divisiones centrales y actual entrenador de la División Superior del “torito” inició formalmente la actividad con una charla al plantel de la categoría 1997 que participará del Torneo Latinomericano Sub 16, organizado por el Club Atlético Quilmes.

El encuentro, que sirvió para su presentación oficial, se llevó a cabo este viernes por la tarde en uno de los salones de planta baja de la sede social, ubicada en Av. Jara y Rodríguez Peña. En ese marco, el director técnico Daniel “Archi” Ayala anunció al grupo de profesionales que lo acompañaran durante este proceso, inmerso en un proyecto a tres años.

Si bien aclaró que su cuerpo de trabajo está en plena etapa de acomodamiento y, por ende, sujeto a modificaciones, Ayala dio a conocer los nombres de quienes estarán a su lado, al frente de las categorías centrales: Roberto Sueldo, quien se desempeñó en Deporte Norte, Argentinos del Sud y el Club Estrada, será ayudante de campo de la Primera División y entrenador de la Quinta; Roberto Altamirano, de reciente paso por General Mitre junto a Pedro Annunziata, fue designado como ayudante de campo de las dos divisiones superiores (Primera y Quinta) y como director técnico de la 2000; Oscar “Cacho” Rey, que ya  venía desarrollando tareas en la institución, tendrá a su cargo los planteles de las clases 1998 y 1999.

También, se sumará Brian Bruni como preparador físico del equipo que representará a Alvarado en la máxima división de la Liga Marplatense de Fútbol. El joven ya había estado en la entidad durante el ciclo de Darío Tempesta en el Argentino A y, además, cuenta con antecedentes en Libertad de Mar del Plata y Grupo Universitario de Tandil. 

Por otra parte, se mencionó la posibilidad de incorporar otro preparador físico y un entrenador de arqueros de renombre, pero aún restan detalles para confirmar su llegada.

Más adelante, en tanto, Ayala hizo hincapié en que habrá un trabajo mancomunado con las predécimas, intención que se pone de manifiesto con la administración compartida de las últimas dos categorías centrales: la 2001 y la 2002. Esos planteles estarán a las órdenes de Marcelo Lario y Nicolás Giraudo, procedentes de Círculo Deportivo de Comandante Nicanor Otamendi.

Los más pequeños practicarán con Mariano Giliberto (2003 y 2004), asistido por Agustín Pérez; Marcelo Lario (2005) y Patricio Arzaina (2006), quienes contarán con la colaboración de Nicolás Giraudo. Éste último también adiestrará a los guardametas de todas las clases en cuestión.

Como coordinador de este grupo, fue nombrado Orlando Morón, máximo responsable de la escuelita de fútbol del club, otro signo de la línea que seguirá una iniciativa que busca objetivos a mediano y largo plazo.

PRUEBA DE JUGADORES Y PREPARATIVOS PARA EL LATINO

Los futbolistas de la categoría 1997 que actuaron en Alvarado durante la temporada 2013 deberán presentarse el lunes 13 de enero, a las 17, en la villa del club, sita en Ruta 88 km. 5 y ½. A ellos se sumarán algunos chicos de la clase 1998 que, en virtud de su notable desempeño, fueron convocados especialmente para formar parte de esta experiencia.

Vale destacar que también están invitados aquellos jóvenes nacidos en 1997, libres y fichados o no en otras instituciones, que deseen incorporarse a las filas del “torito”. Todos serán observados y, en orden a sus condiciones, tendrán la chance de quedar en Alvarado.

Por disposición del cuerpo técnico, habrá tres estímulos semanales pautados para los lunes, miércoles y viernes, a partir de las 17.30.

“Nos prepararemos de la mejor manera para afrontar un lindo desafío”, dijo Archi Ayala. Y añadió: “el Latino es una suerte de fiesta de egresados para los pibes de las inferiores y, a la vez, una gran vidriera, donde pueden mostrarse para cambiar su futuro. Sabemos que los sueños son grandes, pero también les haremos entender que para alcanzarlos hace falta mucho esfuerzo de su parte”.

Por último, aunque en la misma sintonía, el entrenador subrayó que la disciplina será innegociable, tanto en el trabajo como en la conducta, y remarcó que, aún así, no deberán perder la sonrisa. “Divertirse es la esencia de este juego”, completó.
Fuente: Silvana Trapani