miércoles, 9 de marzo de 2011

ALVARADO EN TANDIL

Erviti intenta pasar al ataque ante la presencia de Esponda
El Torito pudo liquidar el partido en el primer tiempo pero no lo hizo y volvió a igualar porque, en el complemento, con uno menos, decidió cuidar la cosecha. Sigue líder y ahora queda libre
Generó siete situaciones claras de gol en el primer tiempo, pero metió solamente una. En ese mismo segmento, le llegaron poquito, pero le convirtieron. Empezó ganando, mereció estirar la ventaja y una vez que se equilibró todo, también pudo retomarla. Todo pasó en el primer tiempo. Alvarado se quedó con las ganas de liquidarlo. Allí le faltó puntería primero y luego se quedó sin resto, sin el “5” y debió aguantar. En el complemento, se acomodó al desarrollo y el punto le terminó gustando mucho.
En un partido de un tiempo para cada uno, en el que el “Torito” mereció algo más cuando fue dominador, repartió ganancia con Independiente tras el 1 a 1 final. Así, el conjunto de Tenaglia se mantiene como puntero de la Zona 2 del Argentino B y dio un paso más hacia la clasificación.
En la etapa inicial el partido fue muy bueno. Se hizo de ida y vuelta, entretenido, por la propuesta de ambos, que buscaron lastimar a pesar del calor. La primera aproximación fue para el local, con un centro de Martín Zabaleta que Arteagaveytía cabeceó por arriba, cerca. Al ratito, a los 8´, avisó Alvarado con la misma fórmula. El centro fue de Moreira y el cabezazo de Petti, que dio en el travesaño.
Dos minutos más tarde llegó el grito del “Torito”. A los 10´ Moreira jugó un tiro libre corto, rápido para Mauro Castro. El lateral ex Unión metió un centro preciso y Petti ganó en el área casi sin saltar, con un gran sentido de la ubicación, ante la pasividad de tres jugadores de Independiente.
Después de abrir el marcador, Alvarado tuvo a su disposición pelota, terreno y peligro y llegaron las chances. Primero con una tremenda maniobra individual de Sosa por izquierda, el centro y Petti que cabeceó a las manos del arquero. Luego, nuevamente el “Lagarto” dañó por el mismo sector, volvió a meterla al área, el goleador no pudo dominar y en el rebote, desde el punto penal, Erviti definió por arriba, de zurda, cuando debía hacerlo suave eligiendo el lugar.
Y como dice la máxima, “los goles que no se hacen en el arco contrario, se sufren en el propio”, e Independiente, sin haberse arrimado con peligro, empató con un golazo de Olavarrieta a los 20´. Recibió fuera del área por derecha y de tres dedos, “cuchareó” la pelota para ponerla por arriba de Evangelisti. Clap, clap. Impresionante.
En la siguiente, el “Rojo” de Tandil se animó y se arrimó con varios remates. Primero probó Esponda y se fue cerca y luego Zabaleta, lejos. A los 27´ nuevamente Esponda intentó de zurda, sin puntería.
Luego de dejarle un poco el protagonismo al rival, el “Torito” retomó la iniciativa y a los 38´ llegó con agresividad otra vez. Moreira, Sosa y Lagrimal la armaron por derecha y la jugada terminó con un cabezazo de Ischia, de anticipo, que controló bien Quintas. A los 40´ llovió otra pelota, esta vez el arquero falló y Petti, por atrás cabeceó incómodo afuera.
Un minuto más tarde, llegó la más clara y la última de riesgo. Sosa, endiablado, entró al área gambeteando a todo el mundo, definió y lo taparon justo, después de dejar en el desparramado a Quintas. Al “Lagarto” que hizo todo bien, le faltó suerte primero y potencia después.
Entonado por el buen cierre del primer tiempo, Alvarado empezó mejor el segundo. Pero no pudo dañar como en el inicio. Por eso, Tenaglia buscó en el banco variantes para ser más peligroso y mandó a la cancha a Alexis Martínez y Yoao Asprilla por Moreira y Sosa. De todas maneras la apuesta no le salió bien porque Alvarado no pudo retomar ese protagonismo y esa agresividad en ofensiva. Y se fue quedando.
A los 24´ llegó mano a mano Olavarrieta pero ganó Evangelisti con el cuerpo y desvió al córner. Tras el mismo, la metió Gorosito, la pelota se fue cerrando y otra vez se exigió el “1”, que respondió bien nuevamente.
Un minuto más tarde, con Independiente un poco mejor plantado, llegó la expulsión de Christovao y ahí fue cuando Alvarado se sintió cómodo sumando un punto y lo cuidó.
Intentó con Asprilla, pero estuvo muy solo. Al igual que Dierckx cuando ingresó por Petti. El “Torito” careció de decisión y precisión para atacar y el rival, sin hacer demasiado, se fue asentando en terreno marplatense, aunque sin peligro.
Independiente no tenía con qué y Alvarado se agrupó bien y no sufrió. Consiguió un punto que pudo haber terminado de pagar en el primer tiempo, pero no le alcanzó. De todas maneras, se fue conforme porque sumó de visitante y hace rato que no pierde y que mira a todos desde arriba.

Fuente: Diario El Atlantico