jueves, 17 de noviembre de 2011

ALVARADO : Y EL GRAN PAPELON

El fútbol quedó de lado tras el triunfo del Torito. No hubo conferencia de prensa pero sí incidentes en zona de vestuarios por diferencias entre plantel, cuerpo técnico y dirigentes

El clima debía ser de júbilo. Pero Alvarado ni cuando gana está tranquilo. Extrañamente no hubo la habitual conferencia de prensa del entrenador. Los dirigentes merodeaban la zona de vestuarios, sin poder ingresar. El plantel y cuerpo técnico salieron todos juntos, por la puerta lateral sin pasar por el sector de prensa. Pero la reja estaba cerrada y debieron cruzarse con los dirigentes que los esperaban en la oficina lindera al ingreso al campo de juego. Pasaron todos de largo, pero cuando lo llamaron a Luis Murúa, los futbolistas fueron detrás. Les cerraron la puerta en la cara y la quisieron forzar. Así ingresaron y se escucharon gritos, golpes.

Aparentemente hay una deuda económica y los dirigentes no se hacen cargo de la misma. El cuerpo técnico y el plantel se habían juntado para no permitir la intervención de la dirigencia, la cual según dijeron algunos protagonistas no sólo “les adeudan el sueldo” sino que además los “dejan solos, no van a los entrenamientos, ni se preocupan por algún lesionado o si necesitan algo”.

Según fuentes allegadas, algunos futbolistas vieron que un integrante de la dirigencia estaba discutiendo con Murúa en tonos elevados y la discusión pasó a los golpes. La policía mediando, en realidad intentando detener a todo el plantel que, enfurecido, se fue encima de los dirigentes (nunca salieron de esa oficina).

Erviti habría recibido una trompada por la espalda y se desencajó, como el resto. Corridas, insultos, agresiones, familiares de los jugadores asustados, intentando proteger a sus hijos. Escandaloso.

Alvarado ganó, es puntero cómodo y mejora partido tras partido. Pero hay cosas que no se ven y que empañan todo esto.

Tras apaciguarse las cosas, el plantel completo fue hacia el hotel que alberga a algunos futbolistas para determinar los pasos a seguir.

Otra fuente, le aseguró a El Atlántico que entre este jueves y viernes el plantel estará de paro, y si no se salda la deuda, no viajarán a Bahía Blanca para enfrentar el domingo por la noche a Villa Mitre.

Cornejo: “La gente no sabe lo que pasa”

Roberto Cornejo, figura de Alvarado, fue casi el único que habló después de los incidentes en la zona de vestuarios del Minella. El “Toto”, en pocas palabras dejó bien en clara su postura: “La gente de Alvarado no sabe lo que pasa. La gente piensa que estamos bien, que estamos espectacular, lamentablemente no es así. Venimos callados hace un montón de tiempo. Llegó la hora de no callarse más, esto que pasó va a traer grandes problemas porque no nos vamos a callar más”, afirmó.

El ex San Lorenzo, uno de los mejores jugadores del “Torito” en el actual torneo agregó: “Nosotros salimos a jugar y a hacer las cosas bien, pero hay muchas cosas que la gente no sabe. No quiero hablar más porque si no es meter más leña al fuego, en la semana hablaremos y después analizaremos todo

Fuente: Diario El Atlantico