martes, 29 de noviembre de 2011

FUTBOL URUGUAY

Marcelo Gallardo "no es ningun muñeco "

En su primera experiencia como DT, Marcelo Gallardo está a punto de consagrarse campeón con Nacional de Uruguay en el torneo local. En Olé te contamos brevemente la campaña del Bolso.
A falta de una fecha para el final del Apertura uruguayo, Nacional tiene la chance de sumar un nuevo título en su historia, con un conocido de estas tierras, un emblema de Rever, en la conducción técnica: Marcelo Gallardo. En Olé repasamos la travesía del argentino bajo la batuta táctica.
A mitad de este 2011, el Muñeco había decidido colgar los botines luego de dar sus últimas pinceladas de fútbol en Nacional. Con la salida de Juan Ramón Carrasco como DT tras la obtención de un nuevo torneo, la dirigencia Tricolor decidió darle la conducción técnica del equipo a Gallardo. El ex volante, a los 35 años, asumió el reto. Así, comenzaba a hacer sus primeras armas como entrenador, al igual que Matías Almeyda en River.
No fue sencillo el comienzo para el argentino en el certamen, ya que había arrancado con tres empates consecutivos. Más de uno, había comenzado a mirar de reojo el trabajo de Gallardo. Sin embargo, todo cambió luego de la séptima fecha, en la que Nacional cayó por 1-0 ante Bella Vista. A partir de allí, el Bolso hilvanó seis victorias y un empate, sacando 19 de 21 puntos posibles. Una levantada bárbara, que incluyó la victoria en el clásico ante Peñarol por 2-1. El triunfo ante Wanderers de visitante por 3-1 en el último fin de semana fue la frutilla del postre a tamaña vuelta de página, ya que el Bolso quedó como líder del certamen con 29 puntos.
En búsqueda de la corona, el equipo de Gallardo tendrá que jugar con Liverpool como visitante en la última fecha. Si gana, dará la vuelta más preciada. De lo contrario, deberá esperar por los resultados de Danubio (28) y Peñarol (27), quienes son sus perseguidores. Por lo pronto, Nacional está cerca de tocar la gloria, con un argentino como DT. Gallardo, en su primera experiencia como DT, demostró que no es ningún Muñeco.

Fuente: Ole