jueves, 5 de julio de 2012

RIVER


Mancusi: "Los únicos que podemos besarnos la camiseta somos los dirigentes"



El polémico dirigente de River sacó pecho y atacó duramente a Cavenaghi y al "Chori" Domínguez. "No me pareció lógica la reacción de estos muchachos. No les importó nada", disparó.
Mancusi: Los únicos que podemos besarnos la camiseta somos los dirigentes
Daniel Mancusi, uno de los dirigentes más cuestionados por los hinchas de River, fue durísimo con Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez. En una entrevista picante, Mancusi les tiró con munición gruesa a los ídolos recientemente desvinculados y dejó muchas frases para la polémica.

-¿Cómo se vive en estos días el movimiento mediático con la política del club?
-Me pone triste y estoy muy preocupado. Somos pocos los que queremos al club y somos los que estamos acá. Podemos tener errores como cualquiera, hacemos autocrítica, pero ninguno es lo que quieren pintar.

-¿Cuáles fueron sus errores?
-Tal vez tuvimos un error con el tratamiento de Cavenaghi y Domínguez. Nosotros apoyamos una decisión de Almeyda porque nos dijo que no iba a contar con ninguno de los dos. No me parece una manera de prolija de terminar la relación. Fue espontáneo. Nadie echó a nadie, se terminaron los contratos. Nosotros no somos agresivos. No me pareció lógica la reacción de estos muchachos. No han medido nada y no les importó nada.

-¿Almeyda manejó mal la situación con los dos referentes?
Hay cosas del vestuario que uno se reserva y no las puedo contar. Fue un mal manejo de todos. En vez de hacer todo este despelote mediático, podríamos habernos reunido y cerrarlo en privado. A ellos dos les importa un pito la seguridad de mi hijo y la integridad de mi familia. Por un contrato de fútbol y plata…Yo hace 20 años que estoy ad honorem y no cobré un peso. Ellos vivieron siempre de River.

-¿Qué sentíste cuando Domínguez y Cavenaghi dijeron que ellos no hablaban del dinero que se llevan los dirigentes?
-Acá los únicos que nos podemos besar la camiseta somos nosotros que trabajamos gratis. Ellos no porque cobran un sueldo. Yo puse plata e hice donaciones al club. La verdad, que me puteen como me putean, me molesta mucho. A los ídolos les molesta irse de donde están.

-¿Creés que es parte de una movida política opositora?
Te das cuenta que está armado porque se pasearon por todos los medios para criticar a esta dirigencia. Además, desfiguraron un dicho de mi hijo Leandro. El día que Trezeguet le hizo el golazo a Ferro, mi pibe puso en su cuenta de Twitter: “Bienvenido francés, chau 9 y 10”. Entonces, Domínguez salió a decir que el hijo de un dirigente celebraba su posible salida del club. Leandro les pidió disculpas por el malentendido. Esto viene de parte de todo el frente opositor. De los que están adentro y de los que se quedaron calientes porque les molesta que acá no se afane más. A algunos opositores les gusta que River pierda. Tienen mierda en la cabeza.

-¿Es verdad que a D'Alessandro, Demichelis y otros ídolos nunca les ofrecieron volver?
-D’Alessandro vino un día a la cancha, le taladré la cabeza y estuvo dos horas para decirme que no. Después renovó con el Inter por tres años. En cuanto a Demichelis, se acercó a hablarnos a mí y a Pasarella en un restaurant, donde nos cruzamos de casualidad. El presidente le ofreció regresar y él aseguró que después de jugar la Copa de Campeones con el Málaga, iba a volver al club. Respecto de Saviola y Aimar, sus representantes me dijeron que no es el momento de pegar la vuelta.

-¿No vienen sólo por esos motivos o hay algo que no trascendió?
-No, para nada. Me parece maravilloso que prefieran quedarse unos años más en Europa o en otro país cobrando millones de euros. ¿Para qué van a venir? ¿A cobrar 500 mil dólares? De la misma manera, valoro que Cavenaghi y Domínguez hayan venido. Igualmente, no vinieron gratis como ellos cuentan. Tenían uno de los contratos más caros del fútbol argentino. Sobre todo en un equipo que militaba en la B.

-¿En qué se equivocaron antes del descenso?
En la contratación de Cappa. Por eso lo echamos. A Astrada lo aguantamos hasta donde pudimos. Ambos se fueron antes del partido con Boca. Con Juan José López no nos equivocamos. Hizo lo que pudo. Con un plantel diezmado, estuvo a dos puntos. Muchos dicen que fue un error traer sólo a Bordagaray. Pero no fue así. Trajimos a Carrizo, Pavone, Acevedo, Maidana y Caruso, por ejemplo. Que no jodan más con eso. Digan la verdad. El técnico dijo, con mucha capacidad, que no necesitaba a nadie para el último torneo.

-¿Subestimaron la situación?
-No, hicimos todo lo posible para quedarnos. Eso de que “Daniel es un soberbio y subestimó la situación”, es todo mentira. Lo que hicimos no estaba mal hecho. No tenemos caca en la cabeza, tenemos sentido común. Además, cuando agarramos al club, no entraba un peso. La dirigencia anterior había cobrado todo antes de irse. Ya van a ver los contratos y el estado que le vamos a dejar a los que vengan a gobernar.

Producción: Martín Mena y Rodrigo Volpi.
Fuente: Diario Popular