domingo, 28 de agosto de 2011

LIGA MARPLATENSE DE FUTBOL

Un clásico finalista Ya es un clásico, Kimberley a la final. No llegó con la contundencia de otros torneos. Pero igual tiene un valor incalculable, porque lo logró con muchos futbolistas formados en el club y después de dejar en el camino en semifinales a un rival especial como San Lorenzo.
El equipo de Damián García, con virtudes y falencias, expresó desde el minuto uno sus intenciones de quedarse con el juego. Maniató al rival en el mediocampo, explotó bien las bandas -sobre todo la izquierda- y mostró desequilibrio con sus delanteros. Otra vez le faltó profundidad. Pero se encontró con el gol merced a un cabezazo de Guillermo Becerra contra su propio arco.
Al cabo, Kimberley derrotó bien a San Lorenzo en el clásico, por 1 a 0, y definirá el torneo Apertura del fútbol marplatense ante River.
El encuentro fue intenso, pero no bien jugado. El albiverde cumplió a la perfección el primer objetivo: evitar que la pelota llegue seguido a los pies de Pablo Iglesias, generador de juego de San Lorenzo. Entre Pablo Murno y Juan Del Potro lo presionaron bien y no le dieron tiempo ni espacio para que se convierta en el conductor de su equipo.
El equipo de Damián García, más seguro en el traslado de la pelota -en una cancha rápida por la lluvia-, aprovechó bien la izquierda de su ataque. Por allí, Francisco Grande le ganó la espalda a Adrián Corbalán y se proyectó con criterio Joaquín Solaberrieta. Insaurralde o Barros, con diagonales del centro hacia afuera, tuvieron a maltraer a Oscar Cajal. Pero Kimberley padeció no tener una referencia fija en el área.
Las pocas situaciones antes del apertura del marcador habían sido una gran atajada de Germán Nabarro a Leonardo Barros en el área chica y un derechazo del propio delantero que se fue por arriba.
Sobre los 35', Insaurralde fue víctima de una inoportuna falta cuando estaba de espaldas al arco y sobre la línea final. La ejecución estuvo a cargo de Grande, Insaurralde rozó con la cabeza el balón, éste impactó en el parietal izquierdo de Becerra -había hecho el movimiento para despejar- y se metió en el arco de Nabarro.
Enseguida, San Lorenzo mostró una tibia reacción y estuvo cerca del empate por intermedio de Corbalán.
La segunda mitad fue más trabada. Kimberley mantuvo su postura ofensiva unos minutos más y generó dos chances claras para ampliar la diferencia: en la primera Nabarro atoró rápido a Insaurralde y en la segunda Barros definió cruzado tras otra linda maniobra.
Con el correr de los minutos, el encuentro se tornó friccionado. San Lorenzo nunca encontró la manera de llegar por abajo y probó de media distancia con Miralles -respondió seguro Morata, como toda la tarde- y algunos centros en jugadas de pelota quieta. Pero nada más.
Kimberley no perdió el orden y esperó el pitazo final. El mayor susto se lo dio Miguel Correa, quien tomó la determinación de expulsar a Barros y Del Potro, en sanciones muy discutidas.
El clásico quedó para Kimberley. Festejaron los Grande, Servera, Barros. También los Leccese, Ucha y Sangorrín.
Síntesis
Kimberley (1): Pablo Morata (6); Diego Alvarez (5), Servera (6), Gabutti (6) y Joaquín Solaberrieta (6); Castagnino (5), Del Potro (6), Murno (6) y Francisco Grande (6); Leonardo Barros (7) y Fabián Insaurralde (6). DT: Damián García.
San Lorenzo (0): Germán Nabarro (6); Oscar Cajal (4), Martín Lastra (5), Guillermo Becerra (4) y Pablo Gómez (5); Adrián Corbalán (6), Miralles (5), Pablo Iglesias (5) y Mauco (5); Lucas Catalán (5) y Sergio Décima (4). DT: Osvaldo Nartallo.
Gol: en el primer tiempo, 31' Becerra, en contra.
Cambios: en el segundo tiempo, 17' Agustín Soria por Décima, 21' Sebastián Di Grande por Cajal, 24' Adrián Domínguez por Grande, 29' Ivan Sosa por Mauco y 34' Juan Manuel Vuoso por Insaurralde.
Incidencias: en el segundo tiempo, 40' expulsado Barros, 42' expulsado Del Potro y 44' expulsado Lastra.
Cancha: Kimberley (regular).
Arbitro: Miguel Correa (5).
Duelo con historia
Después de un tiempo, Kimberley se dio el gusto de ganarle a San Lorenzo en un partido definitorio del torneo marplatense de fútbol. Los últimos clásicos que tuvieron relevancia por lo que estaba en juego habían terminado con festejo del rojinegro.
----
El 8 de diciembre de 1995 estos equipos se midieron en la final del año, con triunfo agónico en suplementario del San Lorenzo de Mario Gambini por 2 a 1, con dos tantos tantos de Héctor Ricardo Falagán. Jesús Martínez había logrado el empate transitorio. Por entonces, el torneo local ya no era tan convocante como otrora: 356 personas pagaron entrada en el General San Martín.
----
El 15 de setiembre de 1996 se volvieron a enfrentar en un partido decisivo en cancha de San Lorenzo. Era la última fecha del campeonato y el local y Kimberley llegaban como líderes con 24 puntos. Quilmes, con 23, esperaba un empate y un triunfo propio para consagrarse. Las cosas estaban igualadas hasta que otra vez sobre el final San Lorenzo logró el gol que le permitió el triunfo 2 a 1. En el equipo ganador, dirigido por Rubén Giménez, anotaron Daniel Di Gerónimo y Claudio Casas. Otra vez Jesús Martínez marcó el de Kimberley.
----
En los dos partidos jugó de titular Jorge "Mago" Vidal, quien quince años después también integra el plantel de San Lorenzo, aunque ayer se perdió las semifinales por una lesión. Otros futbolistas que jugaron esos duelos y que siguen en actividad son Martín Brignani y Javier Cardarelli (para San Lorenzo); Martín Palmero y Mariano Miranda (para Kimberley). En realidad, Cardarelli sólo estuvo presente en la final del '95.
----
Pero uno de los clásicos más recordados es el que se jugó el 28 de agosto de 1971, también trascendental para la definición del torneo. Fue triunfo de San Lorenzo -campeón- por 1 a 0 en el estadio San Martín. Pero lo anecdótico fue que el gol de Juan Domingo Loyola, en tiempo de descuento, llegó gracias a un penal dudoso cobrado por el árbitro José Francisco Bujedo por un supuesto agarrón de Mitrovich a Sernia.

Fuente: Diario La Capital