domingo, 28 de agosto de 2011

LIGA MARPLATENSE DE FUTBOL

River tuvo su desquite esperado
Eliminó en los penales a Independiente tras igualar 1 a 1. Fue superior en el partido y también desde los doce pasos, donde su arquero resultó determinante. Ahora buscará en la final ante Kimberley lo que no pudo el año pasado ante su rival de ayer: ser campeón.



Sebastián Lisiecki le contiene la ejecución a Ariel Battaglia. El arquero fue determinante en los penales... ¿Se le dará esta vez a River? Al conjunto de Hugo Melcon le sobran argumentos para soñar con la consagración el Torneo Apertura del fútbol local. Ayer hizo los méritos suficientes para alcanzar la final del campeonato y ahora deberá ratificar todo lo bueno que hizo hasta aquí en una durísima final ante Kimberley.
El próximo sábado buscará, entonces, darse el gusto que no pudo el año pasado, cuando perdió la final del Torneo Clausura ante Independiente, justamente su rival de ayer en semifinales. El primer y esperado desquite lo consumó con éxito. Ahora le queda el paso más importante.
Ayer se sacó de encima a un rival durísimo como Independiente, el campeón vigente. Fue superior siempre, incluso cuando jugó con uno menos alrededor de 25 minutos por la expulsión de Maxi Lucero. La iniciativa fue en todo momento de River, aunque no pudo evitar la definición por penales, donde de todos modos marcó la diferencia.
El conjunto de Melcon se hizo muy fuerte en el mediocampo. Allí ganó la pulseada y se adueñó de la pelota. Diego Ortiz, jugador clave para Independiente, casi nunca entró en juego. Y su equipo lo sintió demasiado.
Al talentoso mediocampista lo descuidaron sólo una vez, y fue gol. A pesar de que River ya dominaba, Independiente se puso arriba a los 7 minutos. Pocatino recibió en el área y cuando se prestaba a definir, Lisiecki lo anticipó y despejó con el puño. Pero a Ortiz le cayó la pelota prácticamente en el pie y no perdonó con su remate.
Parecía que empezaba otro partido. Pero Independiente, más allá del gol, no logró jamás encontrarse como equipo. Cortado en el mediocampo, sin sorpresa por las bandas (Maximiliano Gómez, a diferencia de los últimos cotejos, estuvo muy bien contenido), el conjunto de Di Fonso no encontró alternativas para contrarrestar los embates de River, que casi por decantación llegó al empate a los 31 minutos.
Fue mediante una jugada colectiva muy interesante que comenzó y terminó Rolón, pero de la que participaron Lucero, Pedrozo y Sotelo, quien finalmente mandó el centro para que un solitario Rolón la empujara a la red. El resultado, ahora sí, se correspondía con el trámite.
River, antes de irse al descanso, tuvo dos posibilidades más mediante un cabezazo de Sotelo y otra en los pies de Pedrozo que le permitieron cerrar el primer tiempo con un dominio absoluto del juego.
En el complemento, la intensidad ya no fue la misma. La cancha no ayudó demasiado y no pasó prácticamente nada. Independiente jugó más de 25 minutos con un futbolista más, por la expulsión de Maxi Lucero (codazo sobre Lastra), pero nunca le pudo sacar provecho a esa situación. De hecho, esa diferencia numérica jamás se notó. River terminó mucho más entero y en los últimos minutos puso en apuros a su rival. Abete respondió bien en algunas situaciones y Formaggioni sacó absolutamente todo, de arriba y de abajo. El pasaje a la final, entonces, debió definirse en los penales.
La serie fue una continuidad del juego. River estuvo firme, sus jugadores no fallaron y el resto lo resolvió la decisiva actuación del arquero Sebastián Lisiecki, que detuvo con enorme olfato los remates de Hormaechea y Battaglia. La final ante Kimberley aparece como una esperada y merecida revancha.
Síntesis
Independiente 1 (1): Abete (6); Lastra (5), Formaggioni (8), Manuel Esquivel (5) y Nahuel Cano (5); Maximiliano Gómez (4), Ferrás Díaz (5), Mellado (5) y Diego Ortiz (4); Pocatino (4) y Ariel Battaglia (5). DT: Daniel Di Fonso.
River 1 (4): Lisiecki (8); Cristian Suárez (6), Daniel Castro (6), Raúl Ortega (6) y Leandro Córdoba (6); Diego Carrizo (6), Norberto Luque (6), Maximiliano Lucero (5) y Jorge Sotelo (6); Rolón (6) y Pedrozo (5). DT: Hugo Melcon.
Goles: en el primer tiempo, 7' Diego Ortiz y 31' Rolón.
Cambios: en el segundo tiempo, 12' Luciano Escalada (5) por Mellado, 26' Ogas por Lastra, 35' Martín Ramallo por Rolón, 37' Martín Hormaechea por Pocatino y 38' Pablo Maldonado por Pedrozo.
Incidencias: en el segundo tiempo, 20' expulsado Lucero.
Definición por penales: para River convirtieron Córdoba, Maldonado, Sotelo y Castro; para Independiente convirtió Formaggioni, mientras que Lisiecki detuvo los remates de Hormaechea y Battaglia.
Cancha: Kimberley (regular).
Arbitro: Rubén Fernández (7).
Recaudación: no fue suministrada (doble jornada).


Fuente: Diario La Capital