lunes, 18 de junio de 2012

ALVARADO GANO A LO ALVARADO

El “Torito” ascendió tras empatar 2-2 y vencer por penales 4-3 a Roca como visitante, en una final interminable debido a la paupérrima actuación de la terna arbitral. Corazón y cojones para regresar al lugar donde merece
El ascenso es el epílogo de la historia que tuvo a Alvarado como principal hacedor y protagonista de la temporada 2010-11 del Argentino B. Historia que inició con capítulos de romance. Prosiguieron algunos enredos, aunque no lograron desestabilizar la relación. Pero el tramo medio, giró rotundo el guión. La página más feliz, se transformó repentinamente a engaño y conflicto. Una profunda pelea, enmarcada con lo bizarro, dejó huellas. Ya no fue lo mismo. El cortocircuito quedó latente y se perdió firmeza.
Para colmo, empezó a ganar protagónico el drama. Algunos actores quedaron marginados de la narración, otros pocos se anexaron, creció el suspenso y se allegó a la tragedia. Justo cuando las maletas empezaban a empacarse, la puerta de despedida se abría y el taxi esperaba en la calle, aconteció “la escena”. Corrió presuroso, obligó detener el auto, afrontó a lo preciado para enlazar con un abrazo la recuperación de la creencia. Eso pasó, en el momento álgido volvió a creer.
Le continuó mucho sufrimiento, pero no dejó de creer. Así, superó los embates y alcanzó al final que soñó desde las palabras introductorias de una historia que, en definitiva, jamás claudicó.
Metafóricamente vivió todo eso Alvarado entre el debut con victoria 2 a 1 ante Grupo; el importante triunfo contra Once Tigres que prosiguió con el bochorno en los vestuarios; las derrotas ante Ferro en el 2012 y el angustioso triunfo sobre el elenco de 9 de Julio nuevamente, para clasificarse a play off. Donde jugó repotenciado.
Hoy festeja un título de revaloración. Porque el desenlace fue épico. Interminable y lleno de obstáculos. Más de 3 horas duró ayer la revancha de la final ante Roca, para derrotar 4-3 desde los penales, luego de empatar 2-2 en el tiempo interminablemente regular, como visitante.
Tras el incidente con Colaneri, el bochorno por la indecisión entre la terna arbitral, los encargados del operativo policial, ambas dirigencias y el veedor que deparó el eterno debate durante una hora para concluir con la continuidad del juego, empezó un partido vibrante. De nerviosismo, falencias defensivas y acierto ofensivos por ambos.
Alvarado sufrió un sofocón con centros hacia su área, pero a los 94' de la etapa inicial Tambussi rechazó con asistencia estupenda, Sosa controló, gambeteó sobre la raya y generó la contra. Galeano profundizó y tocó al medio, donde Rivas se pasó pero Fittipaldi apareció al espacio para sentenciar a la red con derecha en el sorpresivo 1 a 0.
Aunque Deportivo Roca lo igualó con polémica. Fernández presionó, con infracción sobre Ischia, descargó para Castro y éste metió punzante el balón a la boca del área, donde Taborda tuvo la facilidad para girar y definir perfecto junto al palo.
El golpe por golpe continuó con un golazo de Galeano al controlar el balón en tres cuartos de cancha, cambiar de ritmo y sacar un derechazo que se clavó abajo junto al palo izquierdo de Sand. No obstante, Roca lo igualó inmediato con el reiterado y preciso centro de Fernández, que cabeceó solitario Jara frente al arco.
Ya quedó totalmente desvirtuado el partido al comienzo del complemento, por la abismal falta de criterio arbitral. Alvarado sufrió la expulsión de Galeano y zafó de llevarse más rojas. Luego de la interrupción por 15', Roca con el hombre extra generó situaciones. A los 27' Chiappa sacó un colocado cabezazo de Taborda. Gelatini cruzó el disparo de cabeza y Goette no alcanzó a empujarla a los 35'.
Prioreschi tocó al espacio y Taborda definió cruzado ante a Chiappa a los 49', apenas desviado del poste. A los 56' Prioreschi probó desde media distancia por arriba del ángulo.
Sólo una contó Alvarado, con el centro de Sebastián Fernández y el cabezazo de Rivas que rebotó en el palo a los 59'.
Sensacional cotejo, ambos entregaron el corazón, pero lo del “Torito” fue más encomiable porque contó con muchas anegaciones. El premio máximo llegó en su hábitat: los penales. Chiappa tapó dos, también convirtió el suyo y desde los doce pasos advino la gloria.
Enhorabuena. La historia resultó feliz. Pero no debe dejar de serla. Para ello, será necesaria la grandeza para el reconocimiento sobre los errores cometidos en el camino recorrido. Un club con tanto poder de convocatoria y mística permite una senda ilimitada. Una realidad y gestión política como las pretéritas, no. Es tiempo de madurar.
Por lo pronto, el festejo merece ser lo ilimitado. “Alva” volvió.
PENALXPENAL
- Christovao (A): con derecha abierto a media altura, GOL.
- F. Fernández (DR): con derecha rasante abierto y anunciado, ATAJÓ CHIAPPA.
- Chiappa (A): fuerte con derecha abierto, GOL.
- Prioreschi (DR): con derecha cruzado junto al palo, GOLAZO.
- Ischia (A): abierto con zurda a media altura, GOL.
- A. Luna (DR): cruzó con la derecha, GOL.
-. Cornejo (A): aseguró con zurda al medio, GOL.
- Taborda (DR): con derecha al medio al costado de Chiappa, GOL.
- S. Fernández (A): anunciado con zurda abierto, ATAJÓ SAND.
- Palomeque (DR): con derecha cruzado y rasante, ATAJÓ CHIAPPA.