miércoles, 1 de septiembre de 2010

ALVARADO

El club ha cambiado
En la previa de una nueva temporada, los dirigentes de Alvarado destacaron el crecimiento institucional en diálogo con El Atlántico. Alvarado ya entró en cuenta regresiva para el debut
Como es habitual, esperanza e ilusión son dos palabras que retumban por todos los rincones del popular club marplatense.
Entre el fervor que generó el armado de un plantel con nombres importantes, para intentar lograr el ascenso, los dirigentes de Alvarado pasaron por El Atlántico y no sólo hablaron de lo futbolístico sino de la actualidad institucional del club.
El presidente Juan Zelaya, el tesorero Mario Golato y el secretario Ismael Fernández, destacaron por sobre todo el crecimiento de Alvarado como club.
“Hoy por hoy el club ha cambiado y está de frente a la sociedad de otra forma, creciendo institucionalmente, con varias obras en ejecución y eso también está potenciado con el plantel que se está armando y toda la expectativa que tenemos todos”, destacó Zelaya.
Entre los puntos a destacar, Ismael Fernández señaló que “hoy por hoy Alvarado no es solamente fútbol. A raíz de esta nueva comisión directiva se ha dividido en varias áreas: fútbol, obras, eventos. Trabajamos todos para el club. La gente que está en obras fue la que puso en funcionamiento el tema de la cancha, del frente, la medianera, el jardín de infantes”.
Con la realidad económica que se vive, no resulta fácil para ninguna institución realizar obras y mejoras. Máxime para Alvarado, un club en el que nunca sobró nada y en el que más de una vez hubo que lidiar con problemas económicos.
Mario Golato explicó la fórmula para poder financiar las distintas obras: “Los recursos vienen de la mano del crédito institucional que se ha logrado. Del 2007 cuando ingresó esta comisión, con Juan Zelaya como presidente, hacia tres años que el club tenia la cuenta del Banco Provincia cerrada, por la emisión de cheques sin fondo. Esa cuenta fue restituída luego de una gestión, en enero de este año. Con esto quiero decir que cuando el club vuelve a tener la confianza que había perdido, aparecen empresas que quieren invertir. Esa es una revalorización institucional que ha logrado el club a través de la gestión”.
Ismael Fernández comentó un dato fundamental para crecimiento del jardín de infantes que funciona en la sede del club. “Ahora, el jardín nuestro a partir del año que viene va a estar inscripto en Dipregep, algo que nunca había pasado. En la mentalidad de esta comisión directiva también está hace un colegio en un futuro”, resaltó y agregó que “Cuando agarramos el club lo agarramos, sin luz, sin agua, sin gas, con montones de deudas, juicios y hoy prácticamente el club está saneado”.
Otro de los objetivos de la dirigencia de Alvarado es terminar de recuperar la Villa Deportiva del club y según anunció Zelaya “ya están trabajando las motoniveladoras haciendo cuatro canchas auxiliares para que el plantel de Argentino B pueda entrenar en nuestro predio. Se están poniendo todos los cerámicos y la grifería para quince duchas. Eso, además de significarnos un ahorro, nos da identidad”. El presidente del “Torito” fue por más y anunció la posibilidad de construir un estadio, un viejo sueño del club y su gente. “Lo importantes es que Alvarado está de otra manera ante la sociedad y creo que en el 2011 se va a empezar a trabajar con el movimiento de tierras para hacer nuestra propia cancha”, se entusiasmó.
ARGENTINO B
A pocos días del debut en el Argentino B, los directivos no se despegan de la ilusión de toda la gente y destacan el apoyo histórico de los hinchas, aún en los malos momentos. “El club es el más popular de Mar del Plata. Como dicen, es un gigante dormido. Es un movimiento social que tiene que ver con lo que pasa, por ejemplo con Los Redonditos de Ricota. Hoy un bebe nace y ya tiene la pulserita de Alvarado que se la puso la mamá, que tiene capaz que 18 o 20 años. Y el abuelo también tiene esa pulsera. Es algo que se va transmitiendo”, describió Mario Golato.
El técnico elegido para dirigir al equipo fue el reconocido Hugo Tenaglia y ese armó un plantel con varias figuras y mucha presencia de jugadores de afuera. La dirigencia defendió esa postura: “Nosotros durante dos años le dimos la oportunidad ala gente de Mar del Plata para que trabaje en el club. Pero después, te das cuenta que es lo mismo. Te sale más caro y perdés más”, señaló Fernández.
Mario Golato se sumó a la idea y agregó lo siguiente: “Nosotros de la experiencia del descenso y la del año pasado, se tomó la decisión de apostar a ser protagonistas importantes este campeonato y si es posible ascender. Si vamos a hablar de presupuesto, por ahí parece que traer jugadores importantes como para armar un seleccionado del Argentino B, es muy costoso y en realidad, no hemos aumentado el presupuesto. Los valores de sueldos son casi los mismos que el año pasado”.
“En los últimos tres años Alvarado ha cumplido, ningún jugador se fue antes, ni ninguno se fue sin cobrar y terminó el campeonato con todo el plantel”, remató el tesorero.
Nota gentileza: www.diarioelatlantico.com