martes, 21 de septiembre de 2010

HUGO TENAGLIA

"Los muchachos hicieron un trabajo que es para aplaudir"
Hugo Tenaglia reconoció que Alvarado perdió bien ante Liniers, pero destacó el gran trabajo de sus dirigidos en el segundo tiempo, en el que superaron al rival y consiguieron el descuento con un jugador menos.
Fue el último en salir del vestuario, pero el primero en admitir la caída. Hugo Tenaglia defendió a sus jugadores, a los que felicitó por el gran trabajo que realizaron en el segundo tiempo del partido ante Liniers, el domingo en Bahía Blanca, en el que Alvarado jugó íntegramente con 10 futbolistas por la expulsión de Adrián Arévalo en el cierre de la primera etapa. Igualmente, reconoció la derrota y que cuando el equipo jugó con 11 hombres, no tuvo un buen funcionamiento.
Alvarado tuvo un primer tiempo en el que no le encontró la vuelta al partido. Si bien Liniers no fue ampliamente superior, jugó mejor y merecía estar en ventaja. Luego, la expulsión infantil de Arévalo desvirtuó todo. Llegó el segundo tanto de los bahienses y el segundo tiempo parecía estar de más, antes de que comience. No obstante, Alvarado salió a buscar el empate aún en inferioridad numérica y se vio mejor juego que en la etapa inicial. Jugó mejor con 10 hombres que con 11.
Tenaglia no se excusó en el tamaño de la cancha (por cierto muy chica en comparación con el Minella), pero hizo referencia al hecho, dado que Liniers sí entiende cómo jugar en esas dimensiones.
Tranquilo, el entrenador hizo un profundo análisis de lo acontecido el domingo en Bahía Blanca y el presente de Alvarado.
A la hora de explicar los motivos de la derrota, Tenaglia sostuvo que “por ahí se dio el buen juego que hace Liniers en su campo. Entienden muy bien el metraje de la cancha e históricamente siempre fue un equipo que en su estadio jugó bien. Después depende de quien convierta primero, nosotros tuvimos opciones muy tempraneras del “Tino” (Darío) Villán en las que el arquero (Manganaro) estuvo magnífico. Después que ellos convirtieron el gol comenzó a variar el partido, obviamente que con el segundo tanto, a un minuto de terminar el primer tiempo, se complicó un poco todo y evidentemente con un jugador menos tuvimos que intentar cubrir los espacios y, a la vez, tratar de atacar porque 2 a 0, 3 a 0 o 4 a 0, a mi entender no le hace al equipo, tal vez perder por goleada los jugadores lo podían sentir, pero a mi mucho no me interesaba eso. Yo quería ver si podíamos descontar. Hicimos un gran segundo tiempo, nosotros con la pelota, obviamente por el retraso de Liniers también, que quiso jugar de contra. Si hubiésemos embocado una de tantas, porque tuvimos 5 o 6 opciones buenas contra sólo una de ellos, habríamos tenido una gran satisfacción por haber ido a buscar el partido en todo momento y luego conseguir posiblemente el empate. El descuento se dio a lo último, ya no teníamos más tiempo, entonces perdimos el partido”.
- ¿Es justo el resultado?
- Creo que perdimos bien, pero me contradigo al considerar que por ahí merecíamos algo más por el ímpetu y las ganas de hacer en el segundo tiempo.
- En el primer tiempo Liniers jugó un poco mejor con la pelota, por el piso, y Alvarado no encontró los caminos.
- Nosotros, en los primeros 15 minutos jugamos bien, tratando de hacer circular la pelota. Perdimos el rumbo después de eso y empezamos a hacer largo el equipo, a tirar pelotazos y cuando jugás de esa manera frente a un equipo que entiende bien el juego dentro de este campo de juego, perdés mucho. Liniers avanza bien y retrocede bien, en cambio nosotros no estamos acostumbrados a hacer ese juego por el hecho de jugar siempre en cancha grande, lo hacemos de otra manera. Liniers ataca con ocho y defiende con ocho, y si vos frenás la pelota y te entretenés en una gambeta, tenés a los ocho hombres entre la pelota y el arco. Entonces había que jugar rápido, veloz, buscar un cambio de frente, algo que entendimos recién en el segundo tiempo. La culpa no es de nadie; ganó Liniers porque tuvo mejores situaciones en el primer tiempo. Alvarado nunca se quedó, los muchachos nunca bajaron los brazos, en el segundo tiempo hicieron un trabajo que es para aplaudir. Esto recién empieza y el funcionamiento nuestro no lo podemos igualar al de Liniers que hace varios años trabajan juntos, con menos hombres a prueba. Nosotros todavía nos tenemos que conocer; esto no es una excusa, porque lo sabíamos desde el momento en que empezamos a preparar el torneo. Nos hacen falta, como a todo equipo nuevo, tres o cuatro partidos para afianzarnos, pero estoy muy contento por lo realizado en estas dos fechas.
Alvarado sufrió una expulsión en cada presentación que tuvo en el torneo, lo cual complicaron ambos partidos. Al respecto, Tenaglia confesó que “a mi entender, Arévalo se levanta, busca retomar su posición natural y se choca con el rival, que exageró, se tiró y el árbitro compró esa simulación. La de (Luis) Gómez (en el debut) correspondía, la de hoy (por el domingo) no lo sé”.
- Es un tema también a corregir.
- Más vale, porque después de esa expulsión tuvimos que suplantar a un jugador en un partido dificilísimo, cuando el equipo todavía no está bien afianzado para jugar con una línea de tres en el fondo. Alvarado tiene mucho para mejorar y trabajar. Las expulsiones, uno las espera más adelante cuando el equipo esté más compacto. Es un tema de conversación con el plantel.
Con Grupo el domingo a las 15
La dirigencia de Alvarado elevará la petición al Consejo Federal con la intención de disputar el partido ante Grupo Universitario de Tandil, correspondiente a la cuarta de fecha del torneo Argentino B, el próximo domingo a las 15 en el estadio José María Minella. Para dicho encuentro, se produciría el regreso a la titularidad del defensor Luis Gómez, quien ya cumplió su fecha de suspensión. Quien dejará su lugar es Adrián Arévalo, expulsado el domingo ante Liniers.
Fuente:Diario El Atlantico gronchi@diarioelatlantico.com