sábado, 22 de junio de 2013

BOCA

Clemente Rodriguez .Por la puerta de atrás

Arrancó con Bianchi y termina también con él.

Clemente se despidió de Boca de una manera inesperada: fue al club, se llevó sus cosas y no jugará el último partido de la temporada. El jugador con más Libertadores que River (Riquelme dixit), y el argentino con más presencias dijo adiós. Olé repasa su historia.

"Todo tiene un final, todo termina", reza el clásico himno argentino de Vox Dei. Así como en su momento llegaron a su final los ciclos de Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, Roberto Abbondanzieri y Sebastián Battaglia, por nombrar sólo algunos de los históricos, hoy le llegó el momento a Clemente Rodríguez. El lateral le dice adiós a Boca, en el cierre de su tercera y, seguramente, última etapa. Pero de una manera inesperada...
Angelici confirmó el viernes la negativa respecto a su renovación (pretendía tres años más de contrato, y el club sólo le ofrecía uno) y de un momento al otro, su nombre pasó a ser parte de la historia, una leyenda del fútbol Xeneize. Cuando muchos lo imaginaban despidiéndose de la gente el domingo en cancha, en el último partido de la temporada (vs. el Godoy Cruz de Palermo), eso no sucederá. El Pelado fue este sábado al club, no se entrenó, fue al vestuario, tomó todas sus cosas y se marchó. Su ausencia en la lista de concentrados que entregó Carlos Bianchi al mediodía habló por sí sola.
Así, el jugador con más Libertadores que River, tal cual lo definió su amigo Juan Román Riquelme hace apenas unas semanas, y el argentino con más presencias en la historia de la Copa, cierra a los 31 un último semestre en el club bastante complicado y polémico. Sus últimos errores en cancha, como la expulsión determinante ante Newell's y el penal frente a All Boys, marcaron su final. Aunque al Virrey le hubiera gustado que continúe, tal como lo anunció. Pero CR3, tal como se autobautizó con un tatuaje en su pierna, ya había dejado antes su huella en el club...
Ocho títulos, Selección y más
Fueron tres las etapas de Clemente en La Boca. Hizo las Inferiores en Los Andes pero se terminó de hornear en Boca. Debutó en Primera en octubre del 2000, justamente de la mano de Bianchi. (¿Lo conocerá un poquito?). En el 2004, su velocidad deslumbró a los rusos y despegó a Europa, con su primera experiencia internacional en Spartak de Moscú. Antes, claro, sumó a su palmarés los títulos locales del 2000 y 2003; la Copa del 2001 y la del 2003, y la Intercontinental de ese año.
Volvió en el 2007, ganó otra Libertadores, volvió a irse a Europa (esta vez al Espanyol de Barcelona y un segundo paso por el Spartak) y regresó al país con una temporada en Estudiantes. Pronto arregló su tercer arribo a Boca, y en el actual ciclo levantó el trofeo en el Apertura 2011 y en la Copa Argentina del año pasado. Jugó 278 partidos en total con la azul y oro, y marcó 11 goles.
Hombre de Selección desde el 2003, participó de la Copa América del 2004 y del Mundial de Sudáfrica en 2010. Sigue vigente con la Celeste y Blanca: fue convocado por Alejandro Sabella para los últimos partidos de Eliminatorias con vistas a Brasil 2014.

Los trofeos de Clemente en Boca:

Apertura 2000, 2003 y 2011; Libertadores 2001, 2003 y 2007; Intercontinental 2003; Copa Argentina 2012.