domingo, 16 de mayo de 2010

RIVER VS TIGRE

Gallardo se despidió de River sin poder jugar ...GOLEADA HISTÓRICA DE TIGRE
Gallardo se preparaba pero se quedo con las ganas
El hincha de River ya no gritara mas los goles de Gallardo
Tigre fue contundente se aprovecho de River
Gallardo recibe la plaqueta hasta aquí era todo una fiesta


Gallardo recibió una plaqueta y una gran ovación. Pero Tigre embarró la fiesta: le metió cinco goles a River en 43 minutos. En el ST descontó Funes Mori. Cappa agotó los cambios con la lesión de Ferrero y el Muñeco no pudo entrar. River no recibía cinco goles en el Monumental desde el 5-0 de Newell's en el 92. Tigre ganó allí por primera vez.
River levantó, pero a la vista está que le falta un poco de aceite en algunos engranajes. Pasar del Tiki Tiki reload a ser goleado por un equipo que venía de cinco derrotas consecutivas y apenas 21 puntos en el campeonato, es una muestra del trabajo que Cappa tendrá que hacer para los tiempos de números rojos que se avecinan.
Porque que Tigre haga cinco goles ya es toda una novedad, pero que los haga en pleno Monumental es historia en su máxima expresión. A ver, no es que los de Caruso fueron un Brasil del 70, pero bastante bien se las arreglaron para en 40 minutos dejar a un equipo embalado -River venía con autoestima alto- en la banquina.
Primero, un doble cabezazo en el área (repetir la frase hecha que siempre termina en gol sería innecesario) y Pérez la empujó. Después, San Román (nombrar esa ley a la que recurrió tampoco hace falta) sacó un derechazo tremendo. Y hubo más: Fontanello, en una distracción defensiva, la metió en un córner; Pasini, gracias a un jugadón de Lazzaro, hizo el cuarto; y fue él mismo quien se encargó del quinto. Como si eso fuera poco, el Matador nunca había ganado en cancha millonaria.
El gol de Funes Mori, ni un consuelo para River. El mismo que tenía esta tarde-noche la despedida de un ídolo y dejó a la vista una triste realidad. Encima, la lesión de Ferrero hizo que Gallardo (no jugaba desde la fecha 15 con Godoy Cruz) se quedara sin una última vez en el césped del Liberti. Y River, el que dice que muere de pie con el estilo de su técnico, tendrá que ver cómo levantarse de esta despedida inolvidable.
FUENTE diario ole