miércoles, 19 de mayo de 2010

Promocion

Gimnasia perdio en Rafaela ...Se repetira la historia?Quién dijo que los fantasmas no existen...? Claro que existen. Basta con preguntarle a Atlético de Rafaela, que anoche los tuvo muy presentes. Otra vez en Promoción, de nuevo con Gimnasia y una historia que empezó parecida a la de un año atrás. Porque anoche, como aquella otra vez, el local salió a llevárselo por delante al equipo de La Plata. Porque Alexis Blanco, movedizo e imparable, hacía recordar al Visconti de aquella otra Promoción. Y porque, con De la Fuente ganando todas en el medio, a los 5 minutos ya estaba ganando con un verdadero golazo de Blanco. El panorama era óptimo y esperanzador para Rafaela, pero se notaba demasiada mesura, tanto sobre el césped como en las tribunas. Lógica mesura: dicen que el que alguna vez se quemó con leche, ve una vaca y llora. Y acá, claro, es una zona que de eso sabe mucho... La mayoría de los que ayer estaban en Rafaela tenían pintado en la memoria el formidable 3-0 de acá y el catastrófico 0-3 en La Plata que dejó las cosas como estaban: Gimnasia en 1ª y Rafaela en el Ascenso...Por eso nadie se animaba a festejar a cuenta en ese buen comienzo. Y con el 1-0 del final, el festejo estuvo, aunque medido. Lo concreto fue que Atlético se le fue encima a un Gimnasia que pareció entrar apabullado a la cancha. El local tocaba y apostaba al buen juego, en tanto que Gimnasia, raro en un equipo de Cocca pero entendible en este tipo de canchas, apelaba al pelotazo. Y si el gol de Blanco fue tempranero (a los 5), qué decir de las dos jugadas de peligro que tuvo antes Rafaela. En la primera, Serrano entró por izquierda, probó al primer palo y se le fue afuera. En la otra, Blanco no llegó a empujar un centro de Gigli... Hasta que se juntaron los dos Alexis: gran pase de Castro (se la picó entre los centrales), pecho de Blanco y, de sobrepique, cruzó un derechazo inatajable.El fondo de Gimnasia la siguió pasando mal y tuvo otra chance Serrano y una más Blanco. Pero, en esa ráfaga del primer tiempo, no hubo más goles. Y Gimnasia empezó a sacar la cabeza y a respirar (Stracqualursi desperdició una bastante clara) sólo cuando se dedicó a jugar y no a tirar pelotazos.Los dos entregaron mucho desde lo físico en el primer tiempo. Por eso, en el segundo, el partido se emparejó y se niveló para abajo. Hubo menos jugadas de peligro y varios jugadores que elongaban acusando el esfuerzo inicial. Lo tuvo Carniello de movida pero disparó por arriba. Y pudo ser del colombiano Marco Pérez, aunque por definir de manera exquisita se lo tapó el arquero Airaudo. Ganó Atlético de Rafaela y sonrió. Y también festejó, obvio. Pero con cautela, con respeto. Porque se viene la revancha, el domingo, en La Plata. Y los fantasmas, se sabe, existen. Vaya si existen...
Fuente Diario Ole