domingo, 16 de mayo de 2010

LIGA DE ESPAÑA

Barcelona Campeon Messi Goleador
Messi goleador de liga española con 34 goles en 38 partidos

Barcelona logró su vigésimo título con el récord histórico de sumar... ¡99 puntos!. Goleó al Valladolid por 4-0 con dos goles del máximo artillero de la Liga: Lionel Messi. El argentino terminó su campaña con 34 goles en 38 partidos. Real Madrid también fue el mejor. Eso sí, el mejor segundo de la historia: más goles y puntos que ningún otro subcampeón.
En el Barcelona fue titular Lionel Messi y suplente Gabriel Milito, mientras que en el Real Madrid comenzaron jugando desde el inicio Fernando Gago y Gonzalo Higuaín.
Antes de comenzar la fecha, el Barsa sabía que ganando no dependería de nadie, pero a los ocho minutos de iniciados su partido ante Valladolid y el del Málaga ante Real Madrid comenzó a enterarse que hasta perdiendo sería el campeón.
Es que a los ocho minutos Duda puso en ventaja a Málaga ante el equipo del chileno Manuel Pellegrini, donde es titular Fernando Gago, y así el Barcelona no necesitaba ganar.
Pero luego de un mal comienzo comenzó a aparecer Messi y Pedro, la figura, y en un abrir y cerrar de ojos los catalanes comenzaron a ponerle el moño a la Liga.
Primero Pedro intentó tirar un centro y un jugador del Valladolid mandó a la pelota al fondo del arco y luego, otra vez Pedrito, pero esta vez acertando al arco, puso el 2-0 con el que el Barcelona está siendo campeón sin importarle como le vaya al Real Madrid en su visita a Málaga.
En el segundo tiempo, en Málaga, los merengues llegarán al empate, a los tres minutos, con un gol de Van de Vaart, y le puso algo de ilusión a la definición del torneo. Gago fue reemplazado a los 15 por Guti.
Sin embargo, apareció Messi en la definición por el título y estableció el 3-0, con el que se terminó todo, pese a que todavía queda por jugar poco más de 25 minutos.
Si con el 3-0 ya la historia estaba liquidada, cuando el mejor jugador de estos tiempos, la esperanza Argentina para el Mundial de Sudáfrica 2010, marcó el cuarto gol, para que Barcelona gritara campeón en forma oficial sólo faltaba que terminara su partido, que desde el 1-0 parecía definido.