sábado, 16 de abril de 2011

ALL BOYS - HURACAN (18.20)

Zárate brazos largos

El Chino y el Roly van a tironear hoy por un triunfo, en el clásico de hermanos en Floresta.

Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera”. Rolando Zárate, padre, parece citar en cada palabra esa inmortalizada estrofa del Martín Fierro. Papá también de Mauro y Sergio, sabe que Ariel y Rolando tendrán esta tarde el primer enfrentamiento dentro de una cancha. “Yo quiero que empaten”, dice Rolando mayor, aunque sus críos piensan distinto sobre este All Boys y Huracán, clave por no descender. “Queremos ganar”, coinciden ellos, y se disputan el triunfo y la pelota, claro. Son Zárate brazos largos.

-Es raro que nunca se hayan enfrentado, ¿no? Ariel Zárate: Y sí. En el Huracán-All Boys del año pasado (1-1) él fue titular, pero salió en el segundo tiempo cuando entré yo.

Rolando Zárate: Es la primera vez que nos vamos a enfrentar y casualmente en Argentina. En España jugamos un Madrid-Málaga, aunque el Chino en ese partido no estuvo.

-¿Y cómo se manejó esa sensación en la previa? -R: Será un partido diferente por lo que nos jugamos los dos. No es definitorio, pero sí importante ya que queremos salir de la Promoción. Lo que sí, las sensaciones son diferentes para mis padres, nuestros hijos y la familia.

-¿Y ellos cómo lo viven? A: Mi viejo quiere que empatemos, je. En otra situación hubiesen tirado para el más débil, pero en este caso, saben que los dos necesitamos los puntos. El sábado (por hoy) van todos a la cancha.

-Igual, el empate favorece a Huracán, ¿o no? R: Sí, porque ellos dividen diferente, pero nosotros jugamos igual de visitante y de local. Aunque nos está costando un poco afuera.

A: No podemos empatar. Por eso ya le dije al Roly: ‘Ojalá que te vaya bien a vos y hagas tres goles, pero que pierdan 4-3’, je.

-¿Se habló del partido durante la semana? R: Siempre se charla, pero bien, ¿eh? Aparte nos juntamos en la casa de mis viejos ( NdeR : toda la familia vive en el mismo barrio privado), aunque ahora no coincidimos mucho.

-Chino, ¿puede llegar a haber pierna fuerte? A: En algún momento nos vamos a cruzar en la cancha. Pero no vas a pensar en ir a pegarle a tu hermano. Eso sí: que el Roly no se vaya solo para el gol y yo lo esté corriendo... ja.

-¿Y algún insulto? R: Mirá, yo no le voy a decir nada, pero al Chino siempre le gritan ‘a vos te mantiene Mauro’, je.

A: No lo voy a insultar. Y el Roly tiene razón, la gente me dice que soy la oveja negra de la familia.

Fuente: Diario Olé