jueves, 21 de abril de 2011

COPA DEL REY

Los hace Mourir

Mourinho logró lo que parecía una utopía: a una año de sacarlo de la Champions con el Inter, otra vez le ganó al Barsa. El Plan M que hasta criticó Di Stéfano.

"Sabíamos que podíamos ganar y ganamos”.

Aunque no lo llamen, Mou jamás va a estar en cualquiera...

Este estratega tan provocador que dinamita cualquier límite, que fabrica contrapuntos externos y una manifiesta unión interna y que no es otro que José Mourinho, ya se transformó en el hombre que consiguió lo que parecía utópico: poner de rodillas al Barcelona. A un año de sacarlo de la Champions con el Inter, impidió que el rey Juan Carlos le pusiera otra corona el mejor equipo del momento y, tal vez, de la historia.

Es un placer ver al Barcelona, y para este tipo es un placer enfrentarlo. Varias cuestiones que había mostrado el sábado por la Liga, ayer las radicalizó. Le cortó el bendito pase a la sinfónica de Guardiola, le tapó opciones de descarga, lo presionó, lo atacó con pelotas largas, le hizo sentir un rigor físico permanente, ¡le impidió tener chances de gol en el primer tiempo!, lo aguantó como pudo en los segundos 45 minutos (enorme Casillas) y se lo ganó con un gol de manual por la hermosa pared entre Di María y Marcelo, el perfecto centro del argentino y el cabezazo de Cristiano Ronaldo.

El plan M incluyó, además, una marca escalonada para Messi que no le dio respiro. Y una copia, lejana pero copia al fin, de algo que Guardiola hace con el 10. Con Higuaín, Benzema y Adebayor en el banco, el centrodelantero blanco fue el astro portugués, con dos zurdos como Ozil y Di María por los costados, pero con la obligación de retroceder. Una obligación que cumplieron siempre, tanto que por largos períodos fueron los laderos de Xabi Alonso-Pepe-Khedira.

Tras aquel 5-0 lapidario del Barcelona, Mourinho escarmentó. Y a pesar de dirigir a estos jugadores y a un club con esta billetera y esta historia, sacudió tanto la flema blanca con su esquema anti-Barsa que hasta el propio Alfredo Di Stéfano lo criticó.

“Lo que va a pasar en la Champions no tiene nada que ver con este partido”, avisó Mourinho. Guardiola y todo Barcelona ya deben temer que esta frase también sea parte del plan.

Fuente: Diario Olé