domingo, 24 de abril de 2011

BOCA 1 - ALVARADO 0

Alvarado no pudo contra Boca y el viento

En una tarde soleada pero con mucho viento, Alvarado se quedó con las manos vacías en Río Gallegos al perder frente a Boca por 1 a 0, en el marco de la segunda fecha del Cuadrangular A del Torneo Argentino B. Carlos Fragata, a los 17’ del complemento, marcó el único tanto desde 35 metros. Cinco minutos más tarde, Leandro Evangelisti fue expulsado por una supuesta agresión a un alcanza pelotas y complica el panorama de cara a lo que viene.

En la primera parte se vio lo mejor del conjunto de Tenaglia. El fuerte viento que cruzaba la cancha lo favorecía y, por eso, ilusionó al casi centenar de hinchas que se trasladó 2284 kilómetros para acompañar a su equipo. Pero la mala fortuna y las fallas en la definición de Petti y Sosa, le impidieron sacar la ventaja antes del descanso y en el complemento todo se desmoronó.

Porque desde el arranque, el local salió decidido a ganar el partido. La defensa marplatense mostró grietas en el fondo y por allí empezaron a sucederse las oportunidades para Boca. Hasta que a los 17’, Carlos Fragata se animó desde lejos, conocedor de las “ayudas” del viento, remató desde 35 metros, la pelota le “viboreó” a Evangelisti que se movió a un palo y terminó ingresando por el medio del arco para decretar la apertura del marcador.

Como si no alcanzara semejante baldazo de agua fría, cinco minutos más tarde, el línea avisó al rosarino Marcelo Sosa de una supuesta agresión del arquero a un alcanza pelotas e inmediatamente lo expulsó. Todo cuesta arriba para el “Torito” no sólo en lo que restaba del encuentro, sino pensando en lo que se viene, con la baja de una de sus figuras y capitán, que se perderá al menos dos partidos.

Con la ventaja y un hombre de más, el local se sintió cómodo, no arriesgó nada y fue cerrando el encuentro aprovechando el viento a favor y la falta de claridad de Alvarado que nunca se repuso de los dos impactos en cinco minutos.

El equipo de Tenaglia se volvió con una derrota que podía estar dentro de los planes, pero con la incertidumbre de saber que perdió más que tres puntos. Todavía la idea no se ha movido, sabía que era fundamental ganar los tres partidos en casa y rescatar algo afuera, por lo que deberá hacerse fuerte el viernes por la noche en el Minella ante Deportivo Roca, que recuperó los puntos perdidos ante Boca en Río Negro, derrotando a Liniers por 2 a 1 en Bahía Blanca.