sábado, 23 de abril de 2011

ESTUDIANTES 0 - COLON 2

De palo en palo

Estudiantes ya no es Estudiantes: después de que le anularan mal el empate y de pegar dos tiros en el poste, perdió de local contra este raro Colón. Hace cuatro que no gana y se lo notó nervioso y desordenado. ¿Resurgirá el León?

Increíble lo de Estudiantes. ¿Este equipo es Estudiantes? ¿De verdad? ¿Qué queda de aquel conjunto compacto, ordenado, que juega de memoria? Con Verón en cancha, se comió un palo de los bravos en el Ciudad de La Plata contra uno de esos rivales raros como Colón, que no gana de local pero sí de visitante, que cerró el partido a puro festejo con el 2-0 de Damián Díaz.

Los resultados no le dan a este desconocido Pincha de Berizzo y tampoco el juego, está claro. ¿Si mereció perder? No si se tiene en cuenta que le anularon mal lo que era el 1-1 y después pegó dos tiros en el travesaño, también con la Gata Fernández. Estudiantes tuvo mucho la pelota pero le faltó punch. Colón, después del gol de Fuertes, cuándo no, se paró de contra y jugó con la desesperación del rival.

Sí, porque Estudiantes, aunque cueste creerlo acostumbrado a ver a aquel de Sabella, se desespera, se desordena, no tiene tan claro cómo salir de la mala. Estando 0-1, fue con muchas ganas y se regaló atrás, dejando muchos espacios para la contra. Se lo notó nervioso al Pincha, raro.

Y Colón, este extraño equipo que ahora dirige Sciacqua, tardó en aprovechar los regalos del rival, recién lo liquidó en la última jugada con Damián Díaz. Y volvió a ganar después de tres partidos. Todo lo contrario al Pincha, que hace cuatro que no gana en el torneo, que en el medio tuvo una dura caída con cruzeiro jugando con suplentes, que tiene que reafirmar conceptos para salir a flote. La revancha la tiene a la vuelta de la esquina, cuando juegue con Cerro por la Copa, el miércoles. Habrá que ver si de una vez por todas puede mostrar su mejor cara, la que hace no tanto nos tenía acostumbrados.