martes, 26 de abril de 2011

BOCA 1 - ALVARADO 0

EL ALCANZA PELOTAS DIJO QUE "ACTUÓ" VS ALVARADO
El pibe que juega de arquero y alcanza pelotas en 1ª de Boca de Río Gallegos

Tras las declaraciones del arquero de Alvarado Leandro Evangelisti a radio Brisas - ver aparte - defendiéndose de las acusaciones que daban cuenta de su presunta agresiòn física a un joven alcanza pelotas en la cancha de Boca de Río Gallegos - que no obstante no lo exime de la expulsión, porque aunque no lo haya tocado, su "actitud" (sacarle la pelota con un manotazo) es "actitud antideportiva" como lo señala el reglamento -.
El presunto "damnificado", de nombre Cristian Salcedo de unos 16 años de edad (según informaron de radio FM AMISTAD de Río Gallegos) se ufanó ante sus "seguidores" en facebook, de haber "actuado" la situaciòn, para perjudicar al arquero y a Alvarado, según se aprecia en la "foto" sobre sus chats en dicha red social.<
Sin dudas que, LAS AUTORIDADES DEL CLUB BOCA DE RÍO GALLEGOS debiera actuar en consecuencia para sancionar al muchachito, sino quieren aparecer como cómplices de un hecho detestable, que, lamentablemente, suele aparecer como "habitual" desde que el fútbol es fútbol.
Sin dudas, este juvenil arquero de inferiores es así "educado" por tanto ver a través de la TV lo que hacen lo mayores, y mal "entrenado" por sus "docentes" de inferiores, transformándose más en uan "victima" de sus entrenadores que en un temerario. El "aliento" de sus compañeros, cual si él fuese un "héroe" es otra clara muestra de los valores que en la sociedad, hoy maneja parte de la juventud, ya que, otros, tras esta crónica de hechos, deberán hacerle entender que la mejor manera de llegar a un arco en Primera División, es practicar honestamente su deporte, desalentar la violencia, para que a él, no le suceda lo que podría padecer Evangelisti, si el árbitro "compra" la actuación del inocente niño de 16 años, que cree habe hecho algo "bueno" a favor de su club, Boca Juniors, que, debiera, como ejemplo a su jugador fichado en inferiores, sancionarlo y no premiarlo
Fuente: www.golesdemedianoche.com