sábado, 16 de abril de 2011

RACING-INDEPENDIENTE (16.10 HS.)

Báez, la era de la madurez

Una rueda atrás, en su cuarto partido en Primera, Cristhian Javier Báez vivió lo que a muchos les cuesta años de carrera: meter un gol consagratorio. Con un cabezazo tan simple como certero, fue verdugo de Racing en el último clásico de Avellaneda. La urgencia del interinato de Pavoni-Sa hizo que Pancho, su técnico en Cuarta, lo rescatara del Selectivo. Y, con 20 años, este zaguero tuvo que hacerse hombre en un equipo que hasta ese día, el del 1-0 a Gimnasia, no había ganado en el Apertura, y en un puesto -lateral derecho- que no es el suyo. A la otra fecha fue bautizado internacionalmente en el Centenario ante Defensor, por la Sudamericana. Y al cuarto juego, en el debut de Mohamed, se ganó la tapa de todos los diarios.

Desde ahí, este paraguayo, la misma categoría (90) que Pato Rodríguez, Julián Velázquez, Fernando Godoy e Iván Pérez, empezó a vivir cosas de su edad: ser suplente y no entrar (volvió a jugar sólo un partido), concentrar y quedarse afuera del banco, hacer la primera pretemporada... Y si bien Javi (o Pala) nunca dejó de practicar con los profesionales, hoy le toca jugar seguido en la Reserva. Pasos que se había saltado y que lo están ayudando para una mayor madurez futbolística. Y para que, cuando le vuelva la buena, consiga tocar otra vez la gloria.

Fuente: Diario Olé