domingo, 10 de abril de 2011

RIVER 1 - BANFIELD 0

El Tanque de punta

Almeyda luchó la pelota contra tres, Pavone se sacó de encima a un defensor y definió tranquilo ante Bologna. Ese gol pone a River en lo más alto del campeonato. ¿Todavía sigue pensando en la Promoción?

A puro corazón, River se llevó puesto a un tibio Banfield que se presentó al Monumental con ganas de arañar un empate. El Millonario, que de a ratos fue pura garra, y de a ratos puro fútbol, se lo ganó tras una arremetida de Almeyda, y una definición típica de goleador a cargo de Mariano Pavone. 1-0, tres puntos, y a la cima de la tabla.

El primer tiempo fue austero y recién empezaron a sacarse chispas a falta de cinco minutos: River acorraló en un arco a su rival, pero Enrique Bologna se encargó de ahogarle el grito a los de JJ López. El Taladro tuvo la más clara en los pies de Jonathan Gómez, que definió al cuerpo de Carrizo y terminó en córner.

El arranque de la segunda parte no fue muy distinto al de la primera y la emoción llegó recién a los 24 minutos: Almeyda tomó la pelota y luchó contra tres hombres de Banfield para luego tirársela a Pavone. Ahí, el Tanque arremetió contra las camisetas verdes y blancas que le impedían llegar al arco, para luego definir ante la salida desesperada de Bologna. Los cambios de jugadores no modificaron el partido, y sobre el final, Bustamante recibió su segunda amarilla y se fue expulsado.

De esta forma, River logró un triunfo clave y, a pesar de que sigue con la calculadora en la mano, ya suma 18 puntos en el campeonato y mira a todos desde arriba. Con la cabeza bien alta, el Millonario gana pero sigue mirándose los pies.

Fuente: Diario Olé