domingo, 10 de abril de 2011

ARSENAL 2 - QUILMES 2

Una birra para Legui

Quilmes, último en la tabla y en los promedios, estaba logrando su primera victoria en el torneo. Pero apareció Leguizamón y Arsenal sacó un punto.

Hay quienes dicen que el destino está escrito. Y, aunque Quilmes crea y luche para cambiar el destino del descenso, todo hace pensar que no podrá mantener la categoría. Si una victoria llama a otra, una derrota parece arrastrar pálidas. Porque Quilmes estuvo a segundos de llevarse los tres puntos por primera vez en el campeonato pero Leguizamón le dio el empate, que terminó siendo justo, a Arsenal.

Caruso Lombardi todavía no debe poder creer cómo se le escapó el triunfo a poco del final. Encima, Pablo Vázquez, al que le dio la confianza de ser titular en el ataque le respondió con gol para empezar a soñar con ganar. Hasta ahí poco había pasado y el tanto no varió mucho. En la segunda parte el Cervecero se aferraba a la ventaja, pero Lisandro López metió la cabeza tras un córner y puso la igualdad. La perla fue el festejo a lo Piqué del defensor.

Garnier volvió a darle esperanzas a Quilmes con su gol. Pero no puede, ni así. Quedaban segundos, nomás, y Obolo la bajó en el área para que Leguizamón pusiera el 2-2 final. Así, desató la alegría de los hinchas del Arse que evitaron la derrota en el clásico y la bronca de Caruso y compañía porque se les escapó el primer triunfo del campeonato.

Fuente: Diario Olé